La construcción pide a los parados acceder a un sector tractor que necesita mano de obra cualificada

Fundación Laboral Construcción.jpg Presentación del ‘Informe de balance sectorial de la construcción 2020’.

Según los agentes sociales, “atraer a los jóvenes y a las mujeres a la construcción son dos de las asignaturas pendientes de un sector innovador y moderno”


Los máximos representantes de los agentes sociales de la construcción han hecho un llamamiento “a los trabajadores de otros sectores, como la hostelería, el turismo y la agricultura, que se encuentren en situación de desempleo, para que entren en el sector de la construcción, donde las empresas están demandando mano de obra cualificada, y más aún si se aprueban los planes procedentes de los Fondos europeos Next generation”.

Así se ha expuesto en el primer encuentro conjunto de la patronal y los sindicatos de la construcción ante los medios de comunicación, que se celebró en formato virtual. En él, participaron el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) y de la Fundación Laboral de la Construcción, Pedro Fernández Alén; el secretario general de UGT FICA y vicepresidente de la Fundación Laboral de la Construcción, Pedro Hojas Cancho; el secretario de Acción Sindical de CCOO de Construcción y Servicios y miembro de la Comisión Ejecutiva de la entidad paritaria, Daniel Barragán Burgui; y el director general de la Fundación Laboral, Francisco Castrillo Mancebo. Todos ellos han presentado el ‘Informe de balance sectorial de la construcción 2020, el año de la pandemia, y retos para 2021’, elaborado por el Observatorio Industrial de la Construcción.

Entre los muchos datos que se recogen en el estudio, se pone de manifiesto que la construcción fue de los sectores que menos se resintieron y que antes se recuperaron tras la crisis de la pandemia de la COVID-19. “El sector de la construcción ha salido fortalecido y ha demostrado su efecto tractor. Es el que más se ha ido recuperando en términos de empleo: tras el bajón del 11,9 % en marzo-abril 2020, en mayo ya presentaba cifras positivas, y en noviembre ya se había recuperado”, ha apuntado Fernández.

“Somos parte fundamental de la solución al desempleo de este país. Necesitamos mano de obra cualificada y la construcción debe convertirse en uno de los principales motores de la economía española”, ha añadido Hojas.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CCOO de Construcción y Servicios ha declarado que fue precisamente en el sector de la construcción en el que antes se empezó a trabajar tras el estallido de la pandemia. “Solo pasaron 10 días desde que se decretó el Estado de alarma y los trabajadores del sector ya habían vuelto al trabajo”, ha afirmado.

Atraer a los jóvenes y a las mujeres, las asignaturas pendientes

Los representantes de la patronal y los sindicatos de la construcción coincidieron también en destacar que atraer a los jóvenes y a las mujeres al sector son dos asignaturas pendientes. “Nos encontramos con un sector muy envejecido –sólo dos de cada diez trabajadores tienen menos de 35 años- y tradicionalmente muy masculino –la presencia de las mujeres es del 8,6 %”, han expresado los agentes sociales.

“En muy poco tiempo la construcción se ha convertido en un sector innovador y de vanguardia. Ha sufrido una gran transformación digital, convirtiéndose en un sector muy atractivo donde hacer carrera, donde hay empleo y falta de mano de obra cualificada y donde los jóvenes pueden tener futuro”, han defendido.

Asimismo, los representantes de la CNC, UGT FICA y CCOO de Construcción y Servicios, ensalzaron la labor que realiza la Fundación Laboral de la Construcción, entidad paritaria fruto del diálogo social nacida hace 29 años al amparo del Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción (CCGSC). “La Universidad del sector, por cuyas aulas pasan cada año más de 80.000 empleados para cualificarse y especializarse, podría llegar a asumir la formación de los casi 200.000 trabajadores que parece que van a hacer falta cuando lleguen los planes de rehabilitación contemplados en los fondos”, han afirmado.

Otros indicadores del sector en 2020

Durante su intervención, el director general de la Fundación Laboral, Francisco Castrillo Mancebo, presentó los principales indicadores recogidos en el Informe sectorial de balance 2020 del Observatorio Industrial. Entre ellos, destacaban la bajada del consumo de cemento (cerró el año con un 9,7 % menos que en 2019) y la licitación de obra pública (-22,9%). A este respecto, ha declarado que “es evidente y preocupante la disminución de la licitación en la última década: hace diez años la economía sufría los estragos de la crisis financiera de 2008 y, a pesar de ello, el volumen de licitación era superior al registrado en 2020”.

Los visados de obra nueva para uso residencial en España fueron 85.835 en 2020, lo que supuso un decrecimiento del 19,5% respecto al año anterior. Asimismo, el año pasado se registraron 333.721 hipotecas sobre viviendas, lo que supuso un descenso de 7,6% frente al año anterior.

El único indicador que alcanza valores positivos es el de creación de empresas: el número de empresas con asalariados del sector inscritas en la Seguridad Social en el año 2020 aumentó un 0,5% (581 empresas más).