La colaboración público-privada, clave para facilitar el acceso a la vivienda

Fotocasa-pro-conference.jpg Imagen del Fotocasa Pro Conference.

El secretario general de Agenda Urbana y Vivienda ha señalado en Fotocasa Pro Conference que en España solo hay el 2,5% de viviendas de alquiler público


Facilitar el acceso a la vivienda a través de la colaboración público-privada es la asignatura pendiente del inmobiliario. Esta es la principal conclusión a la que han llegado los expertos del sector que se han reunido en el Fotocasa Pro Conference, evento organizado por Fotocasa.

En el encuentro, Anna Gener, CEO de Savills Aguirre Newman en Barcelona, ha explicado que “el sector privado debería poner el dinero para la promoción, así como su experiencia en gestión para crear un parque de vivienda de alquiler, mientras que el sector público debería poner las condiciones adecuadas para que el mundo privado esté dispuesto a invertir: seguridad jurídica, protección ante impagos, etc.” La directiva, que ha sido entrevistada por Santi Millán, ha concluido que “lo ideal sería generar grandes consensos, falta de entendimiento y reconocimiento entre lo privado y lo público”.

En la misma línea, David Lucas, secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, ha señalado en su intervención que en España “solo tenemos el 2,5% de viviendas de alquiler público”, por debajo de la media europea.

“Somos partidarios de colaborar con el sector privado para encontrar una solución habitacional”, ha señalado. En este sentido, ha explicado que desde el Gobierno están trabajando en diversas líneas de actuación como el Plan de Vivienda para el alquiler asequible, que contempla la posibilidad de impulsar 100.000 viviendas repartidas entre la acción pública y la acción público-privada.

En la mesa redonda “Presente y futuro del sector inmobiliario”, Judit Montoriol, economista en Caixabank Research, analizando las perspectivas de futuro del sector, también ha apuntado a la importancia de la colaboración público-privada para promover viviendas de alquiler asequible. El debate, que ha reflexionado sobre los cambios en el sector tras la pandemia y las principales tendencias, ha contado con la participación de Daniel Cuervo, director general de ASPRIMA, y el economista Gonzalo Bernardos.

¿Nueva burbuja inmobiliaria?

Los ponentes han puesto de relieve que el inmobiliario es un mercado saneado, lo que le ha permitido una rápida recuperación y elevada capacidad de reacción frente a la pandemia. En este contexto, Montoriol ha subrayado que actualmente las condiciones de financiación son muy positivas. “Hay una forma de prestar mucho más responsable que antes y no hay exceso de endeudamiento ni de particulares ni empresas”, ha destacado. Por ello, “no vemos ningún signo de que estemos ante una gestación de una burbuja inmobiliaria. Estamos en una senda de crecimiento moderado”.

Cuervo ha coincidido en señalar que no estamos ante una nueva burbuja inmobiliaria. “Estamos produciendo un 10% de las viviendas que producíamos antes. Además, los bancos no están prestando dinero de forma alegre como lo hacía antes y los ratios de deuda son muy razonables”, ha explicado.

Al contrario, Bernardos ha opinado que “estamos en el prólogo de un boom inmobiliario”. “Cuando hay tipos de interés muy bajos durante mucho tiempo, hay el peligro de que pueda haber una burbuja”, ha apuntado. “No descarto que los bancos vuelvan a hacer alguna barbaridad. Yo no pondría la mano en el fuego por ellos”, ha concluido.

En su intervención, David Lucas ha destacado que desde la crisis de 2008 las empresas que conforman el sector inmobiliario iniciaron un trabajo de saneamiento permanente. “La recuperación de los balances de las compañías ha posibilitado que nos encontremos en una situación mejor que otros sectores para afrontar la crisis de la COVID-19”, ha explicado. En este sentido, ha augurado que actualmente “el inmobiliario puede ser un sector dinamizador de la economía española”.

Tendencias en el sector

Durante la mesa redonda, se han compartido algunas de las principales tendencias del sector. Así, Cuervo ha señalado que “la industrialización va a permitir que se reduzca a la mitad el tiempo de construcción y que se mejore la calidad. Además, esta tendencia mejora las condiciones laborales de quiénes hacen las viviendas e incorpora a la mujer a la industria”, ha explicado.

Por otro lado, también ha destacado la importancia de que la administración se digitalice en la toma de decisiones, ya que “suele tardar entre 12-14 meses para que nos permitan iniciar una construcción, un período demasiado largo”.

Asimismo, el build to rent también se ha presentado como una de las principales tendencias del sector, captando la atención de socimis y fondos de inversión. En este sentido, Cuervo ha destacado que es una iniciativa empresarial que da una respuesta líquida al mercado y mejora la oferta de alquiler. “En España hay un desequilibrio importante entre propiedad y alquiler. Hay un interés importante para que haya más oferta de alquiler, por ello se está focalizando inversión”, ha expuesto.

Por su parte, Montoriol ha apostado por la sostenibilidad y la eficiencia energética de los edificios como tendencias del futuro, ya que “tanto del lado del promotor como de la demanda son factores que van ganando importancia”.