Estadística Registral: Las compraventas de vivienda inscritas aumentan en noviembre el 3,5% anual

11/01/2021

compraventa-de-vivienda.jpg

En el mismo mes, las hipotecas de vivienda constituidas crecen el 1,5% sobre 2019

Las compraventas de vivienda inscritas en los registros de la propiedad en el pasado mes de noviembre ascendieron a 37.149, frente a las 35.898 operaciones en el mismo mes de 2019, es decir, un incremento de más de 1.200 operaciones, según la Estadística Registral Inmobiliaria. Por su parte, las compraventas totales inscritas pasaron de 73.775 en noviembre de 2019 a 78.315 en noviembre de 2020, mostrando pues un aumento de más de 4.500 operaciones.


Registradores 1.JPG

Las hipotecas constituidas, después de valores negativos entre marzo y agosto de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior, y tras una recuperación en el mes de septiembre, coincidiendo con el final del verano, volvieron a ralentizarse desde el mes de octubre. En el mes de noviembre disminuyen en más de 1.700 operaciones respecto al mismo periodo de 2019, es decir de las 39.391 hipotecas totales de noviembre de 2019, se pasaron a las 37.639 del mismo periodo de 2020. Por el contrario, las hipotecas sobre vivienda registraron un ligero aumento de 395 operaciones, pasando de las 26.728 operaciones en noviembre de 2019 a las 27.122 en el mismo mes de 2020.

Si se mide la evolución mediante la tasa de variación, las compraventas totales inscritas en noviembre de 2020 frente al mismo mes de 2019 aumentan el 6,2%, invirtiendo la caída de octubre, y con una subida similar a la de septiembre, que alcanzó el 5,3%, el primer valor positivo desde el inicio de la pandemia. Las compraventas de vivienda también aumentaron en noviembre, el 3,5% anual, tras la caída de octubre (-13,4%). Destaca este último dato en vivienda por ser la primera tasa anual positiva desde el inicio de la pandemia.

En cuanto a las hipotecas totales constituidas, en noviembre de 2020 se produce una caída del 4,5% sobre el mismo periodo del año anterior, por lo que continúan los valores negativos que se vieron en octubre (-6,7%), después del incremento anual de septiembre (poco representativo del mercado por los efectos prácticos de la ley 5/2019) del 22,1%, después de seis meses consecutivos mostrando descensos. En las hipotecas de vivienda, en noviembre se produce un incremento del 1,5%, única tasa positiva desde el inicio de la pandemia junto con el mes de septiembre.


Registradores 2.JPG

Con relación a los resultados por CC.AA. y ciudades autónomas, en lo relativo a las compraventas totales, experimentaron las mayores caídas en Ceuta (-67,3%), seguida de Baleares (-10,9%) y Canarias (-5,1%). En el lado opuesto, amentaron sobre todo en Melilla (120,9%), Asturias (24,5%), Galicia (18,6%), Cantabria (18,2%) y Murcia (17,6%).

Con referencia al total de hipotecas totales constituidas con relación a noviembre de 2019, se produjeron resultados negativos, sobre todo en Ceuta (-75,9%), seguida de Madrid (-15,1%), Comunidad Valenciana (-12,5%) y Cantabria (-11,4%). Por el contrario, las regiones con una evolución más positiva estuvieron encabezadas por Melilla (306,3%), seguida por Asturias (23,5%), Murcia (22,0%), Aragón (18,3%) y País Vasco (17,2%).


Registradores 3.JPG

En el apartado de compraventas inscritas y respecto al mismo periodo de 2019, desde el comienzo de la pandemia en marzo se observan caídas, con tasas anuales en el entorno del -20%, continuando este paulatino descenso hasta mayo, con tasas superiores al -50%, comenzando una paulatina recuperación a partir de junio, llegando a alcanzar valores positivos hasta septiembre. Tras una clara recaída en octubre, noviembre confirma la tendencia de recuperación, aunque moderada, con un aumento de las compraventas totales del 6,2% y del 3,5% para las relativas a vivienda, siendo el primer mes desde el comienzo de la pandemia en que ambas cifras muestran una evolución positiva sobre el mismo mes del año 2019.

Las hipotecas constituidas mostraron desde el inicio de la pandemia mayor resistencia a la abrupta crisis producida. En la comparación con el mismo mes del año anterior, pasaron de crecer con claridad en febrero en torno al 20% anual, de forma similar para las hipotecas totales y las referidas a vivienda, hasta llegar a caídas del -25% en el mes de mayo, muy inferiores en cualquier caso, a las caídas experimentadas por las compraventas inscritas. En junio, la curva descendente se fue revirtiendo (-9,1% en las hipotecas totales y -11,2% en las de vivienda), si bien se han producido posteriormente altibajos en las tasas de variación, especialmente en julio y septiembre, por los efectos prácticos de la puesta en marcha de la ley 5/2019. La situación tiende a estabilizarse en los meses siguientes, con descensos moderados en octubre, para mejorar ligeramente en noviembre, mostrando un menor descenso, el 4,5%, en las hipotecas totales con relación al mismo mes de 2019, mientras que las hipotecas sobre vivienda se incrementaron ligeramente, el 1,5%.