Espacios colaborativos, flexibles y creativos… Así deben ser las oficinas tras la COVID-19

Oficinas futuro.jpg La metodología Agile permite que los espacios de oficinas estén adaptados a sus trabajadores.

Las expectativas de las personas sobre su experiencia de trabajo han cambiado y, por tanto, no querrán volver a trabajar en un bench


Un alto porcentaje de trabajadores desconoce todavía cuándo volverá a la oficina. Esa misma cuestión también se plantea entre los CEOs y comités de dirección. Ante esta situación, su principal desafío es cómo promover una vuelta saludable y, sobre todo, motivadora.

El concepto de trabajo presencial ha cambiado radicalmente en el último año, y, si se quiere que los empleados vuelvan ilusionados, es necesario construir espacios de trabajo diseñados para hacer fluir la colaboración y capaces de satisfacer las necesidades de todos los profesionales que lo habiten.

Tal y como se señala en el estudio ‘Análisis Global sobre Teletrabajo’, elaborado por Steelcase, el 90% de los profesionales encuestados a nivel mundial quiere volver a la oficina, contando con, al menos, un día de teletrabajo. Además, las principales razones por las que los españoles desean volver al espacio de trabajo son, entre otras, poder reconectar con los compañeros, acceso a papel y documentos, reconectar con la organización y su propósito, poder colaborar en persona y trabajar en un entorno más profesional y silencioso.

En este sentido, será necesario que existan distintos enfoques de diseño para crear espacios que respalden las nuevas formas en que las personas quieren trabajar. Es decir, la oficina no puede ser la misma que antes, ya que las personas no querrán volver a un bench poco inspirador, abierto y con ruido.

Diseño de espacios colaborativos

No cabe duda de que este modelo híbrido implica un desafío para toda estructura empresarial. No obstante, la clave del éxito en esta hibridación está en el aprovechamiento del diseño de las oficinas de manera que fomente la generación de ideas y la interacción espontánea de los trabajadores.

De esta forma, para crear espacios que ayuden a generar creatividad, es importante que los empleados puedan desarrollar sus capacidades y aprovechar todo su potencial a través de un entorno adaptado a las necesidades específicas de cada organización y a sus objetivos de negocio.

Ejemplo de ello son las oficinas con una metodología Agile, que permite que los espacios se utilicen en función de los proyectos, sin barreras y adaptados a las necesidades de los trabajadores. Esta fórmula favorece una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación a las transformaciones que demanda el mercado, mayor interacción con el cliente para saber si nos ajustamos realmente a lo que necesita, incremento de la productividad al tener plazos de entrega y tareas concretas asignadas, la posibilidad de corregir errores rápidamente o un mayor porcentaje de éxito en el resultado final.

Un estudio de Steelcase manifestó que el 90% de las personas cree que la colaboración es fundamental para crear nuevas y mejores ideas, algo que es menos probable que suceda si se trabaja en casa o si los trabajadores pasan la mayor parte de su tiempo en la oficina en una fila de bench.

Sin embargo, la mayoría de los espacios no están diseñados para favorecer la colaboración, sino que están adaptados para dar cabida al número total de empleados presentes en la oficina. No obstante, la alta presencialidad no será tan habitual a partir de ahora, teniendo en cuenta los avances en la implementación del teletrabajo. De esta forma, serán muchos los espacios que queden libres, pudiendo sustituirse las filas de bench por zonas comunes que estimulen el trabajo colaborativo.

“Las personas necesitan y esperan una experiencia laboral que sea mejor que la que tenían. Tenemos que buscar un entorno de trabajo que aporte, un modelo mucho más flexible acorde con las necesidades de cada momento que fomente la co-creación y la innovación. Una organización que quiera ser competitiva deberá diseñar espacios productivos que ayuden a las personas a sentirse bien física, psicológica y cognitivamente”, señala Alejandro Pociña, presidente de Steelcase en España.