El sector industrial y logístico europeo abre oportunidades alternativas a los inversores

Savills IM-sector-logístico-industrial-nuevas-oportunidades.jpg La demanda de espacio logístico adicional ascendió a más de 10 millones de metros cuadrados en 2020.

Los inversores deberán diversificar para mitigar los riesgos de sobrevaloración y sacar el máximo provecho a la situación del mercado industrial y logístico


Los activos logísticos estándar de gran formato (conocidos como Big Box) continúan exhibiendo unos sólidos fundamentales. Pese a ello, debido a la reducción de las rentabilidades provocada por las presiones sobre los precios y a la aparición de nuevas temáticas, otros subsectores industriales ofrecen ahora oportunidades alternativas a los inversores, según un nuevo informe de la gestora internacional de inversión inmobiliaria Savills Investment Management (Savills IM).

El documento, titulado Thinking outside big boxes, identifica oportunidades en el ámbito de las naves industriales y logísticas estándar de gran tamaño. Según el mismo, todos los fundamentales de la demanda a largo plazo, como el crecimiento económico, el volumen comercial, la producción manufacturera y las ventas minoristas, continúan brindando un sólido respaldo a estas clases de activos. No obstante, su disponibilidad continúa siendo limitada en los principales mercados de Europa, como evidencian sus tasas de disponibilidad próximas a mínimos históricos.

Está previsto que las ventas online, uno de los impulsores clave de la demanda para las grandes naves asociadas al comercio electrónico, crecerán con fuerza y serán uno de los principales catalizadores de la demanda de ocupación.

Un análisis de Savills IM estima que la demanda de espacio logístico adicional ascendió a más de 10 millones de metros cuadrados solo en 2020 en Europa, y que podrían incorporarse otros 21 millones de metros cuadrados de aquí a 2025.

Con todo, Savills IM llama a la cautela, ya que el repunte de la demanda ha provocado una caída en las rentabilidades de los activos de gran formato. Así, las rentabilidades netas iniciales de activos prime se encuentran ahora en mínimos históricos de entre el 3,5 % y el 4,0 %, llegando a registrar en ocasiones niveles incluso inferiores en los principales mercados europeos.

El informe señala que los subsectores de logística urbana y de última milla, activos industriales ligeros y almacenamiento de temperatura controlada, ofrecen ahora oportunidades de diversificación a los inversores dado que se están beneficiando de la tendencia a largo plazo hacia una circulación más rápida de bienes y de la limitada oferta de suelo urbano.

“Las tendencias económicas, tecnológicas, demográficas y de consumo a largo plazo están afianzando los sólidos fundamentales ya existentes en los mercados industrial y logístico de Europa. El rápido crecimiento del comercio electrónico se ha visto drásticamente acelerado por la pandemia de COVID-19, lo que ha impulsado aún más el éxito del mercado logístico”, ha valorado Alistair Ennever, responsable de logística para Europa de Savills Investment Management. Andreas Trumpp, responsable de Estudios para Europa en

“Las áreas industrial y logística figuran entre los sectores inmobiliarios más expuestos a los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG). Nosotros mantenemos que, al priorizar estos criterios, los inversores institucionales también pueden mejorar los fundamentales de los activos subyacentes y obtener notables beneficios comerciales”, ha añadido Andreas Trumpp, responsable de estudios para Europa en la compañía.