Barnes prevé que el precio de la vivienda de lujo en Madrid subirá un 3% a finales de 2021

18/02/2021

Viviendas lujo Madrid.jpg Vivienda de lujo en Madrid.

La inmobiliaria estima que este aumento vendrá propiciado por la la vuelta de la inversión extranjera y la recuperación económica


A pesar de la crisis sanitaria actual, Las buenas perspectivas económicas que ofrece la vacuna y la vuelta de capital extranjero hacen prever la recuperación del mercado inmobiliario de lujo de la capital española, donde se registrará un incremento de precios del 3% a finales de este año, según Barners Madrid. Así, el precio medio de la vivienda de lujo se situará en los 6.700 euros/m² en inmuebles de segunda mano y en los 9.300 euros/m² en obra nueva.

En el segmento del superlujo madrileño, es decir, en aquellas propiedades valoradas por encima de los dos millones de euros, la inmobiliaria no espera una gran variación de precios debido a la sólida situación económica que presenta la demanda, sobre todo internacional, de este tipo de activos.

La progresiva apertura de fronteras como consecuencia de la vuelta a la normalidad apunta a un cambio de perfil del comprador. Mientras que durante la pandemia la demanda nacional acaparó el 80% de las operaciones de compraventa y con un presupuesto más ajustado (de entre 500.000 euros a un millón), el peso del comprador internacional será mayor de cara al segundo semestre del año.

“La ciudad ha tenido tradicionalmente mucha demanda de estadounidenses y asiáticos, pero especialmente durante los últimos años, de latinoamericanos provenientes de México, Venezuela y Colombia. El escenario que se presenta una vez finalice la tercera ola es favorable a la vuelta de este capital extranjero, ya que Madrid es una ciudad atractiva tanto para vivir como para invertir”, destaca Eduardo Crisenti, socio director de Barnes Madrid.

Las viviendas más solicitadas serán aquellas con una superficie de unos 150 m², tres habitaciones, dos baños y zonas exteriores ubicadas en los distritos de Salamanca, Chamberí, Retiro y Centro, las más cotizadas de la capital y con mejores conexiones y servicios.

“Estos inmuebles, generalmente de segunda mano y reformados, gozan de las mejores ubicaciones, y es en este segmento donde los compradores pueden encontrar buenas oportunidades de negociación e inversión”, ha explicado Crisenti. El directivo ha puntualizado que el tiempo medio de venta de estas casas es relativamente corto, de entre cinco y seis meses, “siempre que hayan sido puestos a la venta a un precio acorde al mercado”.