El canal físico seguirá siendo clave en el segmento retail

14/01/2021

RETAIL-COMPRAS-CENTROS-Y-LOCALES-COMERCIALES LOS OPERADORES DEBERÁN ADAPTARSE A LAS NUEVAS TENDENCIAS DE C ONSUMO.

El trato personalizado y ofrecer innovaciones tecnológicas que faciliten la compra a los consumidores marcarán el futuro del comercio

A pesar de que el retail se vio muy afectado por el periodo de confinamiento durante los primeros meses de la pandemia, el sector es optimista ya que los consumidores han vuelto a las tiendas con la desescalada, lo que demuestra que el sector es resistente y los establecimientos comerciales no desaparecerán.

Así se ha puesto de manifiesto en la novena edición de los “Savills Talks Young Talent”, donde jóvenes profesionales del sector retail reunidos por Savills Aguirre Newman han debatido sobre el presente y futuro de este segmento y han profundizado en la situación del retail en la ciudad de Málaga. En esta ocasión, la sesión ha sido moderada por María Paz de la Torre, Senior Consultant Retail High Street en Savills Aguirre Newman Málaga.

Entre las principales conclusiones de este encuentro también figuran que los operadores retail tienen que adaptarse a las nuevas tendencias de consumo y ofrecer una experiencia de compra cómoda, segura y conveniente a los clientes y que el futuro del retail pasa por la convivencia del canal online y el físico.

Las tiendas físicas no desaparecerán, aunque el comportamiento del consumidor haya cambiado

Una idea que se extrae de esta novena edición de los “Savills Talks Young Talent” es que, si bien los operadores retail sufrieron duramente las consecuencias del confinamiento durante los primeros meses de pandemia, tan pronto se inició la desescalada experimentaron una rápida y sostenida recuperación del tráfico en las tiendas. «Al consumidor español le sigue gustando ir a la tienda y vivir la experiencia de compra in situ, lo que nos hace pensar que el canal físico no desaparecerá», sostienen los jóvenes profesionales reunidos por la consultora.

Sin embargo, los mismos operadores sí han notado un cambio en el comportamiento del consumidor. Ahora, señalan, «los clientes focalizan más sus compras, de modo que pasan menos tiempo en la tienda». Esta tendencia también se nota en los probadores, donde los clientes permanecen menos rato, ya que prefieren probarse las prendas en casa.

Los operadores deben adaptarse a lo que buscan los clientes: una experiencia de compra fácil y cómoda

Para los operadores reunidos por Savills Aguirre Newman, «el comprador va a combinar el físico y el online» para aprovechar los beneficios que le ofrecen ambos canales. Así, los clientes valoran la flexibilidad y la conveniencia de la compra online, mientras que también agradecen el trato personalizado de la tienda física.

Ante esta realidad, los retailers ya están trabajando para adaptarse a las demandas de los consumidores. Lo más importante es «ponerle las cosas fáciles», afirman, y esto pasa por «ofrecer al cliente que compre donde y como quiera y que reciba su pedido donde y como quiera». Así, algunas de las tendencias que ya se están viendo en los establecimientos físicos son la compra a través de tabletas, los servicios de click & collect o la posibilidad de comprar en tienda y recibirlo en casa.

En cuanto al diseño de las tiendas del futuro, los jóvenes profesionales participantes en el debate reconocen que todavía es pronto para hacer previsiones, pero coinciden en que una tendencia pasa por hacerlos más parecidos a los showrooms: locales más espaciosos y con menos exposición de producto, pero con mayor atención al cliente y trato personalizado. La apuesta por la sostenibilidad y saber transmitir los valores de la marca a través de sus tiendas también son elementos clave dentro del futuro del retail.