El build to rent contribuirá a elevar la inversión en vivienda en España un 15% en 2021

gesvalt build to rent.jpg La vivienda de obra nueva resistirá mejor el descenso de los precios que la de segunda mano en 2021.

El e-commerce crecerá un 20% y el parque de oficinas aumentará un millón de metros cuadrados en dos años, según el ‘Informe de Tendencias’ de Gesvalt

Una mayor confianza en el mercado residencial español, con un crecimiento de la inversión en este sector de entre el 15% y el 25% este año, impulsado especialmente por el build to rent. Así lo prevé Gesvalt, que ha publicado su ‘Informe de Tendencias’ de cara a 2021.

Sin embargo, el estudio observa una reducción de precios, similar a la registradas en los últimos meses de 2020. Esta bajada será más moderada en los grandes núcleos urbanos, donde la demanda de vivienda es mayor y donde se espera una recuperación más ágil. De la misma forma, la consultora apunta que el descenso de los precios será menos pronunciado en el alquiler que en la compraventa. Esto se deberá a la posible disminución del poder adquisitivo de los españoles a raíz de la crisis económica, algo que impulsará la demanda de contratos de arrendamiento. Esta circunstancia también podría conceder más importancia a los proyectos de build to rent, que se reactivarán con fuerza en 2021.

Respecto a las compraventas, la vivienda de obra nueva resistirá mejor el descenso de los precios que la de segunda mano. No obstante, el informe señala que podría haber menos oferta de este tipo de producto en los próximos años por los ajustes en las expectativas de nuevos desarrollos que han realizado las grandes promotoras cotizadas.

La principal razón de la mayor fortaleza de la obra nueva es que estas construcciones satisfacen mejor las nuevas necesidades que han surgido entre los españoles a raíz del confinamiento. Estos buscan un mayor espacio, terrazas y jardines en detrimento de una localización más cercana a sus oficinas. En este sentido, Gesvalt destaca que 2021 será un año clave en el que se determinará el rol que jugará el teletrabajo en el futuro y, con ello, cuáles de estas nuevas tendencias de la demanda residencial se consolidarán.

Aumenta la inversión en retail y el ecommerce crecerá un 20%

El informe señala que, a pesar de ser uno de los sectores más afectados por la pandemia, el retail ha sido el único segmento del inmobiliario, junto al residencial, en el que se ha incrementado la actividad inversora en 2020 respecto al año anterior. En esta línea, ha alcanzado un volumen cercano a los 1.900 millones de euros. La causa de este fenómeno ha sido las operaciones de grandes supermercados e hipermercados que se cerraron en todo el periodo, especialmente en la primera mitad del año.

La pandemia ha acelerado la penetración del e-commerce en nuestro país. De hecho, las restricciones de movilidad han provocado que España haya superado la media europea en cuanto al número de personas que han empezado a adquirir por primera vez productos por Internet. Por ello, la compañía espera que haya un incremento de ingresos derivados del comercio electrónico del 20% este año, con un peso especialmente relevante del sector de la alimentación.

Ante esta situación, los grandes operadores de retail se enfrentan al reto de conseguir una mayor omnicanalidad, no solo con el objetivo de incrementar sus ventas, sino también para asegurarse su presencia en la única vía de comercio que se ha mantenido activa en cualquier circunstancia durante la pandemia. Al mismo tiempo, estas mismas compañías tendrán que decidir más rápido de lo esperado qué papel quieren que jueguen sus tiendas físicas en el futuro. De hecho, muchas de estas ubicaciones ya están convirtiéndose en espacios mixtos, con opciones como el click&collect.

El parque de oficinas crecerá un millón de metros cuadrados en dos años

El segmento de las oficinas, a pesar de haber comenzado el año 2020 con buenas previsiones del crecimiento, ha sufrido una contracción de la inversión del 50%, captando algo más de 2.100 millones de euros. En este contexto, las operaciones se han polarizado todavía más entre Madrid, con casi dos tercios del total de la inversión, y Barcelona con la práctica totalidad del resto. Además, los precios de las rentas se han mantenido estables en estas grandes urbes, incluso con ligeros incrementos en la ciudad condal.

Desde Gesvalt apuntan que será importante determinar el futuro del segmento de las oficinas. Por un lado, la necesidad de mayor espacio por trabajador debido a las restricciones sanitarias y, por otro, las nuevas posibilidades que se abren ante las empresas en materia de conciliación o de reducción de espacio físico.

Considerando estos factores, la consultora prevé un incremento del parque de viviendas en 2021 que podría llegar a ampliarse en un millón de metros cuadrados en los próximos dos años, concentrándose casi en su totalidad en Madrid y Barcelona.

El sector logístico seguirá siendo un actor principal en 2021

El segmento logístico ha sido el que más oportunidades ha encontrado dentro del escenario planteado por la pandemia. La compañía recuerda el aumento del comercio electrónico en 2020 ha impulsado un gran crecimiento de la demanda de plataformas logísticas. Esta tendencia se ha percibido sobre todo en Madrid y Barcelona, donde el número de operaciones han subido un 50% y un 70% en un año, respectivamente.

Por este motivo, el estudio revela que el segmento logístico parte este año desde una posición privilegiada para afrontar los nuevos retos que tiene por delante: una mayor penetración del e-commerce, la logística de última milla y la transformación ecológica, el crecimiento de los city hubs y la logística verde.