CBRE cree que el impacto negativo en el inmobiliario europeo a largo plazo será mínimo

19/03/2020

oficina_madrid-cbre.jpg OFICINAS DE CBRE EN MADRID

“El entorno de bajos tipos de interés probablemente continuará por más tiempo”

La consultora CBRE prevé que el Covid-19 tendrá un efecto negativo a corto y medio plazo en el mercado inmobiliario en Europa, y que el impacto a largo plazo será mínimo siempre y cuando el brote se controle en un plazo razonable.

Inicialmente, las restricciones a los viajes y el movimiento de mercancías entre Europa y China eran la principal preocupación por el impacto en las cadenas de suministro y el turismo, un hecho que afectaría especialmente a España, Italia, Francia y Polonia.

Sin embargo, como señala CBRE, con el paso del tiempo el virus se ha ido extendiendo y las consecuencias económicas se han hecho más patentes a corto y medio plazo.

No obstante, CBRE señala que el enfoque acomodaticio de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y de otros bancos centrales sugiere que el entorno de bajos tipos de interés probablemente continuará por más tiempo. Además, muchos gobiernos han activado una mayor relajación fiscal.

“La combinación de los dos debería apoyar a muchas economías a través de lo que de otro modo podría ser un golpe mucho más fuerte para el crecimiento económico”, señalan desde la consultora.

Por sectores, en oficinas, el impacto ha sido limitado hasta ahora. Sin embargo, los problemas de la cadena de suministro y la logística derivados de una interrupción en la fabricación y el transporte podrían obstaculizar el gasoducto de construcción y afectar a los proyectos de renovación.

En cuanto al retail, la reducción de los viajes y los turistas podrían pesar en la venta de artículos de lujo y como consecuencia en el High Street de las principales ciudades europeas.

Si el Covid-19 se extiende por toda Europa de forma más agresiva de lo esperado inicialmente, el temor de los residentes locales a la exposición en lugares públicos también podría perturbar el retail nacional.

“Esta perturbación acentuaría aún más la presión ya existente sobre el retail de brick-and-mortar causada por el rápido crecimiento del comercio electrónico”, comentan desde CBRE.

Respecto al sector hotelero, CBRE espera que la demanda de viajes de placer se mantenga estable en general a corto plazo, asegurando que los mercados nacionales de viajes se mantengan relativamente robustos. Sin embargo, recuerda que esto dependerá de la percepción de riesgo de las personas, las medidas gubernamentales y la capacidad de los consumidores para recuperar las posibles pérdidas.

En relación con el logístico, CBRE señala que mientras el comercio electrónico se beneficiar del aumento de la demanda a corto plazo, las plataformas logísticas podrán enfrentarse a cierta presión de una cadena de suministro interrumpida. No obstante, recuerda que “las restricciones de transporte suponen un desafío importante para la cadena de suministro y las industrias logísticas”.