Casi la mitad de los demandantes ha mantenido la búsqueda de la vivienda a pesar del confinamiento

07/07/2020

vivienda-Básico.jpg Existe una clara tendencia a buscar mayores espacios.

Una encuesta de Básico Real Estate refleja que el 60% de quienes retrasaron la búsqueda, tienen previsto retomarla entre este año y el próximo

La pandemia generada por el COVID-19 está influyendo notablemente en los deseos y necesidades de los demandantes de vivienda. Para arrojar algo más de luz sobre esta cuestión, Básico Real Estate ha realizado una encuesta a los 25.000 hogares que se han interesado por comprar o alquilar una vivienda entre enero y abril en todo el territorio nacional.

Las conclusiones que arroja el informe son muy significativas y retratan una situación de aplazamiento en la toma de decisiones, cambios en la ubicación y configuración de la vivienda tras el impacto del COVID-19.

"De todas las personas que buscaban vivienda durante estos meses, el 46,6% mantuvieron el interés a pesar del impacto del Covid-19 y del confinamiento. El 40% ha aplazado su decisión y un 13,4% la ha suspendido", destaca de la encuesta Raúl García, director middle office de Básico Real Estate.


Básico 1.JPG

La principal causa por la que los buscadores de vivienda han retrasado su decisión de compra está en la incertidumbre (43,2%), seguida por el descenso en los ingresos (30,6%) y la posible bajada de los precios (25,4%).

De los que retrasaron su decisión, el 40% no sabe todavía cuando retomará la búsqueda mientras que el 60% tiene previsto hacerlo entre este año y el próximo (el 18% retomó su decisión al terminar el estado de alarma, el 19% iniciará la búsqueda después del verano y el 23% el año próximo), señala la encuesta de Básico Real Estate.

Aplazamiento de las decisiones de compra frente al alquiler

La pandemia ha afectado de forma diferente en la búsqueda de una vivienda dependiendo de si se trata de compra o alquiler. En el caso del alquiler, la incertidumbre tiene el mayor peso (41,3%), seguido de un descenso significativo en el nivel de ingresos (39,4%) y una futura bajada de precios (18,3%). Entre los compradores, sin embargo, la bajada de los precios pasa a ocupar el segundo lugar (28,4 %).

Nuevas preferencias en la ubicación de las viviendas

A raíz de la situación provocada por el confinamiento, el 35% de los demandantes de vivienda se ha planteado modificar su zona de búsqueda con mayor relevancia en la demanda de alquiler (47,3%), frente a la demanda de compra (30,1%). Asimismo, resulta relevante que el 21 % ha modificado su búsqueda a otro municipio y el 11 % incluso a otra provincia.

En este cambio de ubicación, la cercanía a zonas verdes influye en el 88,3% de los encuestados, la cercanía a centros sanitarios en el 81%, las buenas comunicaciones con el lugar del trabajo en el 80% y la necesidad de una vivienda más grande en la mitad de ellos.

Configuraciones más espaciosas

Más del 40% de los encuestados ha variado los atributos que tenía previstos para su vivienda a raíz del confinamiento y el teletrabajo. Esta tendencia es más acusada entre quienes buscan alquiler (52,9%) frente a quienes buscan comprar (36,6%).

Existe una clara tendencia a buscar mayores espacios que se refleja principalmente en el salón y la cocina, además de poder disponer de una habitación para trabajar. Por otro lado, el deseo de disponer de terraza o jardín es un 14% superior entre los compradores frente a los arrendatarios. También se aprecia que la piscina es un deseo menos acusado entre quienes buscan alquiler.


Básico 2.JPG

Más de la mitad opina que los portales no ofrecen información suficiente

Más de la mitad de los buscadores de vivienda considera que los portales no ofrecen información suficiente para la toma de decisiones: 55,6% de los compradores y 50,4% de los futuros arrendatarios. Situación parecida se produce respecto a las inmobiliarias o promotoras y su preparación para afrontar una situación como la que hemos vivido. En este caso, la demanda por alquiler tiene una opinión positiva en el 54,5% de los casos, frente al 46,1% de los compradores.