Los ascensores equipados con drives regenerativos consumen hasta un 75% menos de energía que los ascensores convencionales con reductor, además de producir energía limpia y minimizar el impacto en el sistema eléctrico del edificio, ya que la energía generada mediante este sistema es filtrada para que tenga muy baja distorsión armónica.

Los drives regenerativos complementan la tecnología Gen2 de Otis, que proporciona altas prestaciones basadas en la eficiencia energética, el confort y la seguridad de los pasajeros. Gracias a esta tecnología se minimiza la generación de residuos y se maximiza la eficiencia energética.

En los ascensores Gen2 de Otis se utilizan cintas planas de acero recubiertas de poliuretano en lugar de los tradicionales cables de tracción de acero trenzado. Las cintas duran más que los cables de acero y no precisan lubricación. Al estar recubiertas, evitan el ruido producido por el contacto de metal con metal que se da con el uso de cables de acero, además, son un 20% más ligeras y duran hasta 3 veces más que los cables.

Las máquinas cuentan con un motor de imanes permanentes y no tienen engranajes, su polea tiene un diámetro excepcionalmente reducido, lo que es posible gracias a la gran capacidad de flexión que tienen las cintas. De este modo, las máquinas de los Otis Gen2 son un 80% más pequeñas que otras convencionales, por lo que se instalan en el interior del hueco, prescindiendo del cuarto de máquinas. Están montadas sobre goma aislante para absorber la transmisión de vibraciones al edificio y su funcionamiento es silencioso al disponer de menos partes móviles.

Además, todos los ascensores Gen2 de Otis disponen de iluminación LED que, combinada con el apagado automático, reduce el consumo energético hasta en un 75% respecto a los tubos fluorescentes. Su cuadro de maniobra de bajo voltaje reduce el consumo en modo de espera en un 50% y protege a los técnicos de mantenimiento.

Foto-Otis-1Los ascensores Gen2 se pueden instalar en cualquier tipo de edificio, tanto en proyectos de nueva edificación como en rehabilitación. Además, su sistema de monitorización permanente garantiza un funcionamiento fiable y eficiente.

Los drives regenerativos, combinados con la tecnología Gen2 cumplen con los requisitos más estrictos de eficiencia energética reduciendo el consumo y los costes energéticos del edificio significativamente. Las mediciones obtenidas en instalaciones con configuraciones estándar han resultado en la máxima calificación en eficiencia energética según las normas VDI4707 e ISO25745.

Otis ha introducido además la innovadora tecnología Switch, que ha permitido la creación de ascensores que funcionan con corriente monofásica de 230 V, como un electrodoméstico, por lo que no es necesario una toma especial para la instalación, lo que supone un gran ahorro constructivo. Los ascensores Gen2 Switch sólo precisan 500 W de potencia para su funcionamiento (menos que un microondas), lo que conlleva a un gran ahorro en el término fijo de potencia de la factura eléctrica mensual, ya que no es necesario contratar mayor potencia eléctrica a la compañía.

En este caso los ReGen drives utilizan la energía generada por el movimiento del ascensor para recargar unos acumuladores, gracias a los cuales, en caso de corte en la alimentación eléctrica, el ascensor sigue funcionando normalmente, ya que le proporcionan una autonomía de más de 100 viajes. El Otis Gen2 Switch, conectado a paneles solares fotovoltaicos con las características adecuadas, puede funcionar de forma completamente autónoma, con lo que el ahorro en la factura eléctrica es del 100%.

N.º 96 – Enero – Febrero 2019