• Medidas como compactar jornadas, vacaciones por horas o el teletrabajo son necesarias para mejorar la presencia de la mujer en el sector inmobiliario, según se ha puesto de manifiesto en el Encuentro Mujeres construyendo el futuro, organizado por Fundación ASPRIMA

  • Las Administraciones Públicas deben potenciar medidas de conciliación laboral que no perjudiquen a las pequeñas y medianas empresas

Particpantes en la mesa de debate "Mujeres construyendo el futuro", organizada por la Fundación ASPRIMA.

Participantes en la mesa de debate “Mujeres construyendo el futuro”, organizada por la Fundación ASPRIMA.

5 de marzo de 2019.- La Fundación de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA) ha organizado un encuentro para analizar el papel de la mujer en el sector inmobiliario, dentro del marco del Día Internacional de la Mujer, en el que cuatro directivas han narrado su experiencia, trayectoria y retos profesionales dentro de la industria inmobiliaria.

La mesa de debate Mujeres construyendo el futuro ha sido presentada por Carolina Roca, vicepresidenta de ASPRIMA, y moderada por Beatriz Toribio, directora de estudios y asuntos públicos de Fotocasa. El debate ha contado con la participación de Rosa Peña, directora general de operaciones de Vía Célere, Patricia Barbas, directora general de Grupo Egido, y Águeda Uña, socia directora de Gestiono.

Sobre la escasa presencia de mujeres en el sector, las directoras han remarcado que, para potenciar el papel de la mujer en el ámbito inmobiliario, es necesario conseguir que el marco jurídico que asegura la paridad se traslade a la realidad social. Además, han señalado la existencia de estereotipos de género a la hora de escoger una u otra carrera universitaria lo que explica que, aunque son más mujeres las que acceden a la universidad, sean pocas las que se decantan por cursar estudios técnicos.

Las participantes han coincidido en señalar que la maternidad ha supuesto un punto de inflexión en sus carreras profesionales a causa de las dificultades para compatibilizar el ámbito profesional con el personal. A este respecto, Carolina Roca ha señalado que sí existe un techo de cristal en el sector, cuya solución “no pasa por romperlo, sino por buscar escenarios de equilibrio y parcelas para desarrollarse profesionalmente”.

En este sentido, Patricia Barbas ha matizado que la maternidad no supone un freno para el desarrollo profesional pero, según su experiencia, “sí supuso una desaceleración del nivel de actividad diario”. Este detrimento del ritmo laboral, ha añadido Águeda Uña, “se agrava por los horarios laborales actuales, que no favorecen la conciliación, por ello la organización es fundamental”. A su vez las ponentes han coincidió en ensalzar el papel del entorno familiar, que se convierte en un pilar fundamental para conciliar la vida personal con la laboral.

Medidas para intensificar la presencia de mujeres en el sector

Las ponentes han esbozado algunas ideas para intensificar la presencia de mujeres dentro del sector. En este sentido, Patricia Barbas ha señalado que “no existe una solución única” y ha hecho hincapié en la importancia de racionalizar horarios “que no solo aportan beneficios profesionales, como la retención del talento, sino también grandes beneficios personales, que terminan por repercutir positivamente a todos”. A su vez, Águeda Uña ha remarcado la importancia de flexibilizar horarios.

Rosa Peña, por su parte, ha puesto énfasis en el hecho de que “en el camino de la conciliación queda todavía mucho trabajo por hacer”, y ha propuesto algunas medidas como vacaciones por horas, compactar las jornadas laborales, el teletrabajo o estandarizar jornadas intensivas de trabajo en épocas estivales.

Al tiempo, Carolina Roca ha instado a las Administraciones Públicas a desarrollar no solo medidas que fomenten la igualdad, sino también políticas para promover la natalidad. En este sentido, la vicepresidenta de ASPRIMA ha recalcado que las distintas Administraciones Públicas deben dar una solución a las pequeñas y medianas empresas con el fin de facilitarles los procesos ante las bajas de maternidad, entre otras.

Para aquellas jóvenes que busquen entrar dentro de un sector como el inmobiliario, tradicionalmente copado por hombres, las ponentes les ha instado a ser libres para afrontar, sin miedos, los retos que se les presente en el ámbito profesional, asumir responsabilidades y trabajar desde la cultura del esfuerzo.