Roberto Rey

Presidente y CEO de Gloval

El pasado 15 de marzo fue una fecha importante para todos quienes integramos Gloval por ser el día en que culminamos con éxito el proceso de integración de las compañías Ibertasa, Valtecnic y VTH, que, desde entonces y tras más de tres décadas de exitosa trayectoria, dejaron de existir para integrarse definitivamente en nuestra unidad de negocio Gloval Valuation.

Este hito, operativo pero también simbólico, es uno de los más importantes desde la constitución de Gloval en 2017, porque nos permite presentar al mercado bajo una única marca un área de negocio tan importante para nosotros como la de valoración de activos, en la que esta integración nos convierte además en uno de sus mayores actores en España.

La transición en tiempo récord de ser la suma de tres empresas de valoración a una única firma que abarca también otras actividades, como la ingeniería, la consultoría inmobiliaria o el análisis de datos, sumada a otros procesos llevados a cabo simultáneamente –como el de integración de nuestras oficinas en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia– es representativa de nuestro claro foco estratégico.

Tenemos un equipo extraordinario, pero además hemos tejido entre todos una cultura de rigor, colaboración y esfuerzo sin la que sería imposible poder presentarnos ya como un grupo de servicios integrales, capaz de acompañar a una variadísima gama de clientes –bancos, fondos de inversión, compañías de seguros, administraciones, particulares, empresas de los sectores industrial, hotelero, sanitario o logístico…– en la valoración de cualquier activo y en la ideación y despliegue de cualquier proyecto inmobiliario.

En la conformación de esa cartera integral quiero destacar asimismo el resto de adquisiciones que hemos llevado a cabo en 2018, y que tendrán continuidad también este año con el foco puesto en nuestra internacionalización.

Las compras de la ingeniería OCO y de la consultora VTAsset, por ejemplo, son el germen de nuestras unidades de negocio Gloval Engineering y Gloval Valuation, respectivamente, y con la adquisición de la portuguesa Prime Yield hemos incorporado un valiosísimo know how y un equipo de primer nivel para la prestación de un servicio tan especializado y demandado en la actualidad como el de la valoración de créditos dudosos (NPLs) y activos adjudicados (REOs) de la banca, que ya ponemos a disposición de fondos de inversión y de las propias entidades bancarias no solo en España, sino también en Portugal, Brasil y en países africanos de habla portuguesa.

Avanzamos por lo tanto en la buena dirección y lo hacemos también apostando por la tecnología, que no dudamos que ha de jugar un papel cada vez más central en el sector inmobiliario, y que ha de ser una fuente de eficiencias y ventajas competitivas para todos sus actores.

Esa es la convicción detrás de nuestra cuarta unidad de negocio: Gloval Analytics, que parte de la toma de conciencia sobre el enorme valor de los datos que acumulamos tras haber realizado más de 5 millones de valoraciones inmobiliarias y de la vocación de poner ese tesoro a trabajar para nuestros clientes. Apoyados en la analítica de datos más puntera, queremos desarrollar modelos predictivos que pongan toda esa información al servicio de una mejor toma de decisión.

Por último, quiero referirme también a la innovación en producto como otro de los pilares en que estamos basando la expansión y consolidación del liderazgo de Gloval. Un buen ejemplo de esto es el servicio de project monitoring que ofrecemos a través de Gloval Engineering: muy innovador y sin embargo rápida y exitosamente acogido por el mercado.

A través del mismo acompañamos a entidades bancarias, promotoras u otros actores del sector en la exhaustiva supervisión de cualquier desarrollo inmobiliario, garantizando que todos sus trabajos se desarrollan con arreglo a los más altos estándares de calidad y en los plazos previstos.

Este tipo de servicios, impensables hace unos años en un sector que todavía no había acometido una transformación largamente postergada, hoy son los que brindan verdadero valor añadido a nuestros clientes, y por los que prevemos seguir apostando para adaptarnos a las demandas de esta nueva era del inmobiliario.

Gloval se encuentra, por lo tanto, en un proceso de crecimiento del que quienes formamos parte de la compañía no podríamos sentirnos más orgullosos. En un sector tradicionalmente atomizado, estamos haciendo una apuesta pionera por concentrar una amplísima cartera de servicios de la más alta calidad y respaldados en muchos casos por la última tecnología, pero estamos guiándonos a la vez por algo que siempre ha formado parte del ADN de las empresas que nos integran: la vocación de servicio y de realizar un trabajo riguroso y adaptado a las necesidades de cada cliente. [ ]

N.º 97 – Marzo – Abril 2019