Previsiones vivienda 201929 de noviembre de 2018.- Tinsa prevé que 2019 será un año de consolidación de la demanda residencial y de aumento de precios de la vivienda que, en media, se situará entre el 5% y el 7%.

El mercado residencial español ha continuado creciendo en transacciones en lo que llevamos de 2018, prolongando el ritmo expansivo de la demanda comenzado hace media década. La tendencia es generalizada en la práctica totalidad del territorio, registrando variaciones medias interanuales que rondan el 15% en muchas regiones. El número de compraventas, no obstante, aún está lejos de los máximos de 2006-2007 (un 36% por debajo).

Los precios, sin embargo, muestran un comportamiento geográficamente heterogéneo, con las principales áreas metropolitanas protagonizando los mayores incrementos. Fuera de éstas y de los territorios costeros e insulares, los precios continúan estables en niveles mínimos, mostrando acaso tímidas variaciones positivas. Incluso dentro de municipios, la diferencia entre distritos o barrios es a menudo sustancial.

En cuanto al mercado de alquiler, la demanda en las mayores urbes ha sobrepasado ampliamente la oferta. Las rentas alcanzan máximos de los últimos años, aunque las tasas de crecimiento en los enclaves con mayor encarecimiento reciente muestran signos de contención.

Previsiones

La tasadora estima que la economía española crezca en 2019 a un ritmo ligeramente inferior al actual (variación media anual esperada de 2,6% en 2018 y de 2,2% en 2019, según el panel de previsiones de Funcas correspondiente a noviembre de 2018), con una menor contribución de la demanda (ralentización del crecimiento del consumo privado) y acaso una mayor aportación de las exportaciones. En cualquier caso, la tasa de desempleo continuaría reduciéndose.

Tinsa prevé que el mercado residencial continúe creciendo en número de transacciones a buen ritmo, aunque algo más moderado que en los últimos trimestres, a la vez que los aumentos de precios se consoliden fuera de las principales áreas urbanas y territorios costeros, donde hasta ahora se ha producido el grueso de la recuperación de valores desde mínimos. Las nuevas hipotecas crecerían a un ritmo algo mayor que las transacciones totales y la obra nueva proseguirá su senda de recuperación.

Factores de incertidumbre

No obstante, habrá que estar atentos a una serie de incertidumbres en el escenario internacional, como la moderación durante 2018 del crecimiento económico global, especialmente en Europa, China y economías emergentes; la tendencia a la desaceleración de los indicadores de confianza o las  tensiones financieras en las economías emergentes y la escalada proteccionista en relaciones comerciales internacionales.

En el ámbito interno, Tinsa también señala como factores de incertidumbre el recorte de las previsiones de crecimiento, con retroceso de la confianza de los consumidores; la dificultad de acceso a la compra de vivienda para amplios sectores de población, especialmente jóvenes y el probable incremento próximo de tipos de interés.

Factores positivos

Como factores positivos, Tinsa  destaca que continuará el crecimiento económico y la recuperación del mercado laboral; el hecho de que el incremento generalizado de la demanda residencial aún no se ha trasladado a un incremento de precios en numerosas localidades, mientras que en las zonas más encarecidas se moderarán las subidas y la reactivación de la obra nueva, tras años de práctica paralización.