La sostenibilidad en el interiorismo no es solamente una exigencia legal sino un requisito que el arquitecto de interiores antepone a la estética a la hora de planificar una obra, fruto de un cambio de mentalidad que afortunadamente se está produciendo en nuestra sociedad

Israel Feito, director comercial de Wicanders en España (derecha) durante la presentación de la segunda Tertulia Sostenible Wincanders, en esta ocasión centrada en el interioristmo sostenible.

Israel Feito, director comercial de Wicanders en España (derecha) durante la presentación de la segunda Tertulia Sostenible Wincanders, en esta ocasión centrada en el interiorismo sostenible.

21 de mayo de 2018.- La multinacional portuguesa Amorim, fundada en 1870, partiendo del negocio de los tapones de corcho (20 millones de tapones al día), en su filosofía por reciclar y recuperar los recursos utilizados y por mantener los bosques de alcornoques como habitat de las especies ibéricas, decidió diversificar sus líneas de negocio en pro a la sostenibilidad y utilizar toda la corteza extraída del alcornoque desde la producción de tapones, hasta la producción de pavimentos y revestimientos de este material, de muy alta calidad, pues no solo reúne todas las bondades del corcho en cuanto aislante acústico y térmico natural sino que además es confortable, saludable, reciclable y estético.

Como explicó Israel Feito, director comercial de Wicanders en España, la inversión tecnológica de Amorim en Corktech ha permitido conferir cuatro beneficios o ventajas a los pavimentos de corcho; silencio; aislamiento térmico natural; confort al caminar y resistencia al impacto, otorgando la excelencia a un producto que es el primero en el mercado internacional que reúne 5 certificaciones de calidad. Comenta además como, desde Wicanders se respeta los principios de la “Economía Circular” utilizando los tapones reciclados para su incorporación en la fabricación de los pavimentos y utilizando los productos de deshecho en su ciclo de producción como combustible. Y por último afirma que tanto los productos como los procesos de Amorim cumplen los 7 principios fundamentales de la construcción sostenible (conservación de recursos y reducción de energías utilizadas, utilización de materiales reciclables y renovables en los productos y procesos, respeto a los ciclos de vida de las materias primas y sus capacidades de regeneración, utilización de materiales y tecnologías apropiadas al ambiente donde se inserta el producto, mejoramiento de la calidad y el confort con criterios bioclimáticos, protección y conservación del medio ambiente y por último, creación de un ambiente saludable, libre de contaminantes y agentes nocivos).

Tras la aportación del moderador de la tertulia de los cinco indicadores que miden el impacto de un material en el medioambiente (consumo de recursos naturales para su fabricación, consumo de energía en todas las fases del producto hasta su instalación, impacto en el ecosistema, emisiones que genera y por último, su comportamiento como residuo), el debate se inicia con la intervención de Margarita Escribano, Decana del Colegio Oficial de Decoradores y Diseñadores de Interior de Madrid, quien ha aportado su visión de la sostenibilidad afirmando que “El objetivo último de las actuaciones multidisciplinares que realizo es adaptar las exigencias de sostenibilidad y bienestar a la finalidad de los espacios, respetando las funciones, utilidades y armonía de los mismos”. Además, como miembro del tribunal de

Proyectos Fin de Carrera de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, reconoció que, a pesar de que los programas docentes hoy en día si incorporan contenidos dedicados a esta nueva necesidad constructiva que es la sostenibilidad, son insuficientes y deberían ampliarse.

Por su parte, Patricia Bustos de la Torre, Interiorista de importante trayectoria creativa, Premio al mejor proyecto de Casa Decor 2018 –exposición en la que Wicanders® ha estado presente con su producto en 3 estancias– aclaró que, como interiorista responsable con el medioambiente, existe un claro compromiso personal a la hora de seleccionar los materiales y ofrecérselos a los clientes, pero también se enfrenta a limitaciones cuando pretende incorporarlos a la clara tendencia colorista, sofisticada y femenina que rige su firma. Hay que hacer materiales sostenibles que se adapten a las tendencias colores y modas del mercado.

“Me gustaría añadir una incógnita más en la ecuación; para que exista un compromiso real del profesional con la sostenibilidad, debe haber incorporado primeramente esas pautas a su modus vivendi, a su día a día” apuntó a lo largo de la charla Guille García-Hoz, Interiorista de importantes firmas comerciales, conferenciante y formador de reconocido talento, y mención de honor este año por su proyecto en Casa Decor. Gulle añadió:“hay que predicar con el ejemplo, tener bien interiorizados los fundamentos de esta filosofía: reciclar, practicar consumo responsable de los recursos, habitar en entornos donde el bienestar hacia nosotros y hacia los vecinos sea una constante en todo nuestro comportamiento. Si esto sale de nuestro interior, entonces se trasladará de forma natural a nuestra obra”.

Ante esa tesitura, desde la audiencia se lanza la incógnita de si la Sostenibilidad es entonces postureo. Está claro que el concepto, ya desde los inicios del “movimiento slow” que data de los años 80, ha ido evolucionando hasta que en la actualidad cuando ha ganado peso tras las conclusiones extraídas de diversos estudios como el de la Organización Mundial de la Salud que demuestran que el uso de materiales no sostenibles en la construcción de nuestras viviendas puede afectar seriamente a la salud física y emocional de quienes los habitan. Pero se plantea una nueva cuestión: ¿El usuario final es conocedor de las alternativas que tiene a la hora de elegir? ¿está bien informado antes de acudir al interiorista? ¿renuncia a la sostenibilidad por el precio?

La contertulia Marta Zarzalejos, del grupo de Interioristas que incorporaron un pavimento Wicanders en la estancia diseñada por su firma dentro del edificio de Casa Decor acorde a su estilo“clásico renovado”, nos recuerda la necesidad y el compromiso que tiene el interiorista de informar a sus clientes puesto que desconocen en primera instancia que existan materiales sostenibles que mejoran la calidad y eficiencia de sus hogares. Y extiende ese compromiso de información a un deber de formación con la sociedad que erróneamente asocia la elección de estos materiales a un presupuesto más caro y por tanto a un nivel menos asequible y más próximo al lujo.

La tertulia termina con varias ideas muy presentes; la sostenibilidad es una realidad, una exigencia legal y del mercado y una apuesta de futuro que implica a los interioristas y a todos los agentes del sector.

Finalmente se llega a la conclusión de que es necesario seguir trabajando y sensibilizando al mercado de la importancia del interiorismo sostenible, para lo que se propone abordar desde el punto de vista práctico, todas las cuestiones debatidas y proponer actuaciones prácticas que den respuesta a las inquietudes y ayuden a concienciar y a dar a conocer el mundo de la sostenibilidad al los profesionales y a consumidor final, de tal forma que conozcan los beneficios que aportan a la salud física y emocional de las personas que utilizan materiales sostenibles en sus viviendas, como los beneficios económicos que conlleva su instalación.

 Sobre Wicanders

Wicanders®, es la marca Premiun de Amorim Revestimentos. Produce suelos desde 1868, siempre inspirados en los valores más puros de la naturaleza, y que junto con la utilización de tecnologías de vanguardia ofrece suelos de la más alta calidad, sostenibles y con estilo.

Wicanders tiene una excelente reputación en el desarrollo de soluciones para suelos de alto nivel y de comodidad única, siguiendo las últimas tendencias de decoración orientadas a los segmentos de mercado residencial y comercial, ofreciendo todo tipo de visuales y terminaciones.

Wicanders se posiciona como una marca sostenible por la utilización de corcho en sus productos.