19 de junio de 2019.- Sociedad de Tasación ha presentado su análisis sobre la “situación inmobiliaria en la línea de la costa de Cataluña y la costa Mediterránea” durante la jornada sobre la vivienda vacacional en Cataluña celebrada esta semana en el Centre Cívic de Salou, organizada por la Associació de Promotors de Catalunya (APCE) y CaixaBank.

El análisis de Sociedad de Tasación, elaborado a partir de una encuesta a tasadores locales de las zonas de la costa de Cataluña y la costa Mediterránea, fue presentado por Pablo Pluvinet, director de Cataluña Noreste y Relaciones Institucionales en Barcelona de Sociedad de Tasación.

Costa Brava

Los resultados del análisis señalan que la oferta de viviendas en la costa Brava es mayoritariamente de uso plurifamiliar, con excepciones en poblaciones concretas donde predomina el uso unifamiliar, como Cadaqués. Además, destaca que no existen prácticamente ofertas de viviendas nuevas en la primera línea de mar. Sin embargo, en segunda línea de mar se observa una creciente tendencia de viviendas usadas. Respecto a la demanda de la vivienda, predomina, sobre todo, el turismo nacional en la Costa Brava más próxima a Barcelona, en La Selva y un mayor porcentaje internacional en la Costa Brava del Baix y del Alt Empordà.

Según el estudio, en la actualidad existen varios planeamientos urbanísticos en fase de revisión, sin embargo, la moratoria urbanística aplicada por la Generalitat a los primeros 500 metros delante del litoral condicionará las futuras promociones. En los municipios de Begur, Palafrugell y en Pals los planeamientos antiguos permiten edificar entre 800 y 1.500 viviendas en diferentes lugares cercanos a la playa.

En este sentido, Pablo Pluvinet ha señalado que “observamos una recuperación consolidada de la zona, con valores de los inmuebles que se aproximan a la época de la pre-crisis, estamos como en el 2005. Prácticamente no se encuentran vivienda en primera línea de mar y la vivienda usada es escasa, lo que promueve que los valores de mercado sean elevados”.

Costa Dorada

La oferta de vivienda que se identifica en la costa Dorada es mayoritariamente plurifamiliar. En la actualidad existen promociones de obra nueva a la venta de viviendas en edificio plurifamiliar, sin embargo, estas promociones son escasas. Por otro lado, los resultados de análisis destacan que no existen obra nueva de vivienda de segunda residencia y que la oferta existente en 1ª y 2ª línea de mar es exclusivamente de vivienda usada. Se observa también una importante oferta de alquiler turístico y se consolida como una tendencia creciente.

En esta zona, predomina el turismo extranjero si bien el nacional ha crecido estos últimos años después del descenso sufrido a raíz de la crisis económica. Pablo Pluvinet ha apuntado que “podemos decir que del turismo total se divide entre un 55% es extranjero y un 45% nacional en la zona central de la Costa de Tarragona. Los mayores flujos provienen de Reino Unido y Francia, a la que le siguen, con distancia, los Países Bajos”

Costa del Sol

El stock de la vivienda vacacional en la Costa del Sol (Málaga) se sitúa mayormente en la zona de Marbella y presenta dos tipologías: la primera, inmuebles para primera y segunda residencia, en bloque de viviendas de segunda mano (para reformar) o ya reformados. La oferta de pisos de nueva construcción se encuentra en los municipios de los alrededores como Benahavís, Estepona o Mijas. En segundo lugar, se observa alta oferta de viviendas aisladas reformadas o de nueva construcción.

La demanda se reparte entre particulares e inversores, principalmente de origen internacional para las villas de lujo.

De cara al segundo semestre de 2019, se aprecia una ralentización del sector que provocará que los precios se estabilicen. La estabilidad política en España con la formación de un nuevo gobierno y la solución del Brexit, serán hechos clave para entender cómo se comportará el comprador en los próximos meses.

En palabras de Pablo Pluvinet, “la situación inmobiliaria de Marbella está algo estancada por el Plan General de Ordenación Urbanística de Marbella. Se espera que para 2020 esté redactado un nuevo Plan General, con el que se pueda dar salida de alguna forma a los más de 18.000 inmuebles que están fuera de ordenación en la actualidad. Esta situación, hace que no se lleven a cabo bastantes operaciones, a lo que hay que sumarle: la inestabilidad política en España y el Brexit”.

Costa Blanca

La tipología predominante en la zona de la Costa Blanca –Alicante– es o unifamiliar o plurifamiliar. La vivienda nueva es mayoritariamente plurifamiliar, sobre todo en 2ª línea de playa. Respecto al alquiler predomina el turístico frente al alquiler temporal.

En cuanto a la demanda en la zona se observa que conviven tanto el turismo nacional o extranjero. Sin embargo, las compras de vivienda las realizan los extranjeros, sobre todo de los países nórdicos y Rusia; y el alquiler de vivienda se realiza por parte del turismo nacional, donde predominan los inquilinos de la zona norte y centro de España.

Costa Cálida

En la costa Cálida –Murcia– se observan viviendas tanto de tipología unifamiliar o como plurifamiliar. Destaca que en esta zona no se han realizado construcciones de vivienda nueva desde la época del auge de la vivienda que finalizó en 2007. Por lo tanto, la oferta que se encuentra en 1ª o 2ª línea de mar es vivienda usada; y el tipo de alquiler que predomina es el turístico frente al temporal.

Respecto a la demanda en la zona predomina el turismo nacional, aunque se observa el que turismo extranjero está aumentando paulatinamente. Además, Pablo Pluvinet apunta que “los inquilinos en esta zona solicitan, en su mayoría, pisos de 3 dormitorios, con piscina en el edificio y de una duración aproximada de un mes”.