José Javier Quintana

Director comercial de Bizionar

Cuando el cliente está cambiando las empresas más enfocadas en la búsqueda de sus nuevos intereses serán las que obtengan las ventajas competitivas. El nuevo consumidor está permanentemente conectado, tiene más tiempo disponible, está orientado hacia experiencias donde poder interactuar y ser protagonista y ya no se conforma con menos. Ya no basta con vender buenos productos, hay que generar la mejor experiencia de compra.

Los compradores de vivienda de obra nueva quieren conocer todos los detalles de la promoción porque están deseando encontrar un nuevo hogar del que enamorarse. La realidad virtual les aporta importantes beneficios ya que pueden entender cómo será su futura vivienda, pueden vivirla en primera persona e incluso decidir los acabados. La realidad virtual es crucial cuando se trata de vender realidades no construidas. Es muy conveniente por tanto ofrecer experiencias de realidad virtual para vender un producto inmobiliario.

La experiencia virtual es el resultado de lo que vive una persona al interactuar con un sistema. El usuario disfruta de una experiencia a través de un canal, visualizando contenidos mediante un dispositivo concreto y todo ello funciona gracias a un software determinado.

La realidad virtual se ofrece en dos tipologías de canales: online y físico: El canal físico es el tradicional y el lugar donde el promotor se la juega sigue siendo el punto de venta, que deberá ser muy atractivo para justificar la visita.

Las experiencias virtuales son un excelente reclamo y un apoyo decisivo para el comercial. sirven además como recordatorio de visita. Los canales online son web y app, cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. La verdadera diferencia se encuentra en cómo interactuará el usuario. Una web debe de estar preparada para recibir al usuario y dirigirlo hacia la conversión. La app es una herramienta de generación de engagement única.

Los contenidos de realidad virtual se pueden clasificar en exteriores o interiores. En exteriores se dispone de maquetas virtuales orbitales, panorámicas 360º o paseos virtuales. En interiores el tour virtual se ha convertido en la mejor herramienta para experimentar cómo será la futura vivienda. La tecnología de panorámicas 360º se ha visto sobrepasada por el paseo virtual paso a paso en tiempo real que Bizionar ofrece en su tour virtual premium. La realidad virtual permite la configuración de opciones y permite al comprador de la vivienda personalizar los acabados. Esta herramienta digitaliza un proceso complejo, lo convierte en un DIY simplificando la gestión comercial. Se debe exigir que sea capaz de gestionar múltiples opciones, asignar precios o suplementos y tratar los datos a conveniencia.

Los contenidos deben optimizarse para que los diferentes dispositivos los puedan gestionar. Solo con una buena optimización se mantiene una excelente calidad de imagen y realismo. El resultado se incluye en los diferentes productos: APP, contenido incrustable en web, etc. Su diseño es importante para facilitar una buena experiencia.

Para visualizar los productos es necesario un sistema tecnológico que incluye el hardware y el visualizador. Por simplificar se le denomina dispositivo.

El dispositivo móvil, smartphone o tablet, gracias a su pantalla táctil facilita una gran experiencia interactiva. Cuanto mejor sea el dispositivo móvil mejor será la experiencia. En  la actualidad, un 70% de los interesados en comprar vivienda utilizan el móvil para la búsqueda. Las gafas VR generan una experiencia inmersiva que puede sorprender, pero tienen el hándicap de que durante su uso se interrumpe la comunicación vendedor-comprador y de que generan rechazo por motivos de higiene, mareos, etc. Las pantallas de gran formato permiten excelentes experiencias, donde el vendedor puede interactuar con el interesado.

El software sirve como puente para que el usuario interactúe con el dispositivo y permite que sea capaz de mostrar un contenido. Por ejemplo, en los móviles la APP es el software que permite explotar todo el potencial que ofrecen. La experiencia en web es posible, pero es menos satisfactoria porque el navegador no puede ofrecer determinadas funcionalidades para mostrar contenidos 3D. En los inicios de la realidad virtual había una amplia gama de dispositivos con un software adaptado para cada caso. En la actualidad Bizionar engine es multicanal y multidispositivo, está presente en todos los puntos de contacto entre promotor y cliente y es capaz de gestionar los contenidos de muchos proyectos de manera simultánea y ofrecerlos al usuario de manera estandarizada.

Canal, contenido, dispositivo y software son las partes del sistema que están al servicio de la excelencia de una experiencia que el promotor necesita para contribuir a eliminar la incertidumbre en la venta de realidades no construidas.

Generar experiencias de realidad virtual excelentes requiere de empresas desarrolladoras muy competentes. Con la realidad virtual finalmente convirtiéndose en un estándar en el sector no es oro todo lo que reluce. Existen buenas y malas prácticas y conviene diferenciar el grano de la paja, porque una experiencia que no es excelente provoca la infravaloración del producto y una mala experiencia provoca que se pierda el interés.

Para evaluar su desempeño hay que determinar su capacidad de generar una experiencia de usuario excelente apalancada por la omnicanalidad y la interacción sobre la base de un software propietario capaz de gestionar funcionalidades brillantes, si ponen el foco en generar experiencias de realidad virtual y no en hacer funcionalidades propias de un software de gestión ordinario, si tienen personal experto con ADN innovador, pericia en la generación de contenidos y metodologías de trabajo ágiles capaces de hacer frente a fuertes cargas de trabajo.

Bizionar es una empresa desarrolladora de realidad virtual para el sector inmobiliario con un equipo orgulloso de lo que hace. Tras cuatro años de intenso esfuerzo Bizionar engine es la herramienta más avanzada del mercado. Como se ha descrito en este artículo, trabajamos un producto muy complejo que requiere un know-how experto en diferentes áreas de conocimiento y exige realizar muchas tareas con excelencia. [ ]

N.º 98 – Mayo 2019