Es el quinto repunte anual consecutivo, después de seis años de caídas

Precios vivienda 18 de marzo de 2019.- En el conjunto del año 2018 el precio de la vivienda libre subió un 6,7% respecto a 2017, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es el quinto repunte anual consecutivo después de seis años de caídas, así como el más elevado desde 2007. La variación interanual de los precios de la vivienda libre en el cuarto trimestre de 2018 se sitúa en el 6,6%, bajando desde el 7,2% registrado en el trimestre anterior.

Por tipo de vivienda, el precio de la de segunda mano aumentó un 6,8% el año pasado, registrando su mayor crecimiento desde el ejercicio 2007. En el caso de las viviendas nuevas, su precio avanzó una media del 6,4% en 2018, acumulando cinco años al alza.

En 2018, todas las comunidades autónomas más las ciudades de Ceuta y Melilla registraron tasas medias positivas en el precio de la vivienda. Las variaciones positivas más marcadas se registran en Madrid (9,6%), Ceuta (9,1%) y Cataluña (8,1%), mientras que las subidas menos intensas se dan en Extremadura (2,7%), Asturias (3,4%) y Navarra (4%).

En términos interanuales (cuarto trimestre de 2018 sobre igual trimestre de 2017), la tasa disminuyó en 9 comunidades, aumentó en siete y se mantuvo estable en la restante. Los mayores descensos se produjeron en Canarias (-1,3%), Comunidad de Madrid (-1,3%) y La Rioja (-1,2%). Por su parte, Castilla-La Mancha, Aragón y Murcia registraron las mayores subidas, con incrementos de nueve, siete y seis décimas, respectivamente.

En el cuarto trimestre de 2018, el precio de la vivienda libre aumentó un 6,6% en relación al mismo trimestre de 2017, lo que supone una moderación de seis décimas. De esta forma, ya son 19 los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas.

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva subió un 8% en comparación con el cuarto trimestre de 2017, casi dos puntos superior a la del trimestre anterior y su mayor alza desde el segundo trimestre del año 2016. Por su parte, el precio de la vivienda usada se incrementó un 6,4% en tasa interanual, nueve décimas menos que en el trimestre anterior, registrando subidas desde el primer trimestre de 2014.