somrie

18 de marzo de 2014.- Somrie Personal Shopper Inmobiliario ha presentado hoy su nueva oficina en  Madrid, en la Calle Velázquez número 15, enmarcada en su etapa de expansión nacional e internacional. La presentación de la empresa y del concepto del Personal Shopper Inmobiliario ha ido a cargo de Enric Jiménez Gragera, CEO de Somrie y presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario, y de Rafael Vigo, director de la nueva oficina de Somrie Madrid.

Enric Jiménez y Rafael Vigo han querido dar a conocer qué es una empresa de servicios de Personal Shopper Inmobiliario y dejar claro que se trata de un nuevo perfil de agente inmobiliario que responde a la necesidad de sentirse representado del comprador de bienes raíces.  Afirman que esta nueva figura no se posiciona del lado del vendedor del activo inmobiliario que demanda los servicios de una agencia inmobiliaria tradicional sino que representa únicamente y en exclusiva los intereses del comprador del activo inmobiliario, cualquiera que sea el uso de éste, particular o profesional.

Durante el acto también  han recalcado los beneficios de contratar a un Personal Shopper Inmobiliario, en este caso Somrie, que pasan por un múltiple ahorro:  de tiempo (el Personal Shopper Inmobiliario o Agente del Comprador ahorra hasta un 70% de las visitas a inmuebles); de dinero (ahorra entre el 5% y el 20% sobre los precios de salida de los inmuebles porque representa al cliente y negocia por y para él); de «dolores de cabeza» (cuenta con un el equipo profesional multidisciplinar y ofrecen asesoramiento integral en todo el proceso de adquisición del inmueble) y de conflicto de intereses, ya que Somrie no es una agencia inmobiliaria y por tanto no tiene producto en cartera.

Por otra parte, también han querido diferenciar a la empresa Somrie de otros profesionales y empresas que operan en el sector porque ésta aplica a cada operación unos honorarios fijos acordados previamente con el cliente, que no dependerán en ningún caso de la cifra final de venta.

Enric Jiménez ha destacado también que factores como la debilidad de la demanda interna de activos inmobiliarios y la reciente aprobación de la Ley del Emprendedor que, superados los 500.000,00 € de base (impuestos aparte) garantiza la residencia en la zona Schengen por 2 años, han propiciado que gran parte de sus clientes sean inversores extranjeros. Según Jiménez, la nueva ley «genera tranquilidad para los inversores de países con inestabilidad política, ya que piensan en el futuro de sus hijos si algo pasara en su país de origen. Valoran mucho la calidad de ciudades como Madrid o Barcelona, pero sobre todo la calidad de sus universidades y escuelas de negocios», apunta el CEO de Somrie.

Las cifras que ha apuntado la empresa de Personal Shopper Inmobiliario sobre la cuota de mercado que representan los compradores internacionales está en torno al 13% y afirman que ellos trabajan con entre un 8 y un 12% del total esta cuota. De hecho, el CEO de Somrie apunta que el 60% de sus clientes son extranjeros y que provienen de las oficinas internacionales de Somrie que funcionan como captadoras de negocio. Somrie tiene oficinas internacionales en Brasil, México, Chile, Londres, China, Malasia y en España -además de la oficina de Madrid y de la sede central de Barcelona- cuenta con delegación en Andorra, Islas Baleares, Gerona, Valencia y Andalucía. Los clientes internacionales con los que trabaja son inversores o compradores privados y cadenas de hoteles y empresas del sector retail.