Compraventa-de-vivienda7 de noviembre de 2018.- La Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI) ha detectado en el último año 300 nuevos agentes o agencias especializadas o que ofrecen el servicio de personal shopper inmobiliario. Según explica su presidente, Enric Jiménez, “en 2017 había unos 500, mientras que en 2018 la cifra alcanzará los 800”.

Esta figura está al alza en el mercado inmobiliario español, algo que también indican las cifras de negocio que están moviendo actualmente: en el último año, el número de operaciones gestionadas por los miembros de AEPSI ha crecido un 50%, superando los 120 millones de euros en valor de transacciones. En cuanto a número de miembros, la asociación ha crecido este año un 20%, y el objetivo para 2020 es superar el centenar de asociados.

“En el proceso de búsqueda de una vivienda, un PSI se posiciona y defiende de forma exclusiva los intereses del comprador o inversor, no de los vendedores ni de las agencias inmobiliarias tradicionales”, afirma el presidente de AEPSI, Enric Jiménez. “Este experto se encarga de buscar el tipo de vivienda que quiere el comprador, y no deja de hacerlo hasta que da con la que mejor encaja con las características y calidades preferidas y con el presupuesto disponible. El PSI se adapta por completo a las necesidades del comprador, tanto en la búsqueda como en la realización de las visitas, y cuando por fin se encuentra la vivienda, se encarga de la negociación para conseguir el mejor precio, y de todo el papeleo para culminar con la transacción”, concluye Jiménez.