• En lo que va de año la compañía ha contratado más de 650.000 metros cuadrados, con crecimientos notables en rentas en todas las categorías de activos y una importante mejora en la ocupación

  • La actividad inversora del ejercicio se ha centrado en Portugal, con la adquisición del centro comercial Almada y un edificio de oficinas (Torre Zen), y en logística, con adquisiciones en los corredores de la A-2 y A-4, así como en Vitoria y Valencia

Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.

Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.

15 de noviembre.- Merlin Properties ha cerrado los nueve primeros meses del año con una facturación de 376 millones de euros, un EBITDA recurrente de 296 millones, un FFO recurrente (EBITDA menos intereses) de 213 millones y un beneficio neto consolidado conforme a IFRS de 482 millones de euros.

El valor neto de los activos (“NAV”) a junio asciende a 6.733 millones de euros (14,33 por acción), lo que representa un crecimiento anual del 19,2%.

La actividad comercializadora del periodo, con más de 650.000 metros cuadrados contratados o renovados, arroja unos resultados en el alza en rentas (+6,8% en oficinas a septiembre, versus +4,7% a junio) y en incrementos en ocupación, situándose la media de la cartera en el 93,4% (+128 puntos básicos con respecto a junio).

Oficinas

Merlin informa que el segmento de oficinas de la compañía ha tenido un buen comportamiento, con una subida en rentas del 6,8% en las renovaciones del último año. Por mercados, la subida ha sido del 4,6% en Madrid, del 17,2% en Barcelona y del 6,4% en Lisboa. La ocupación también crece hasta alcanzar el 88,6%, lo que supone 79 puntos básicos de incremento con respecto a junio. El crecimiento en ingresos en términos comparables (“like-for-like”) ya está en positivo, tras superar el efecto de los vacíos del primer trimestre. Los alquileres más relevantes del trimestre incluyen 6.046 metros cuadrados firmados con Deloitte en Torre Chamartin, 3.385 con Oracle en Torre Glòries, 2.139 con Servdebt en Marqués de Pombal, 3 y 7.531 con Ferrovial en Via Norte.

Durante el trimestre Merlin ha terminado las obras de la fase 1 de Adequa y ha avanzado en la ejecución de Torre Glòries, en la que la fase 1 está finalizada y la fase 2 ya ha comenzado.

Centros comerciales

Por su parte, la cartera de centros comerciales ha experimentado un crecimiento en rentas del 4,1% en las renovaciones del último año, continuando con la tendencia al alza (+3,4% a junio). Ha registrado un crecimiento en ocupación durante el trimestre, pasando del 88,2% a junio al 90,5% a septiembre (+235 puntos básicos). El crecimiento de ingresos like-for-like es del 3,2%.

En cuanto a actuaciones, la reforma del centro comercial Arturo Soria está prácticamente finalizada, faltando sólo ciertas actuaciones en el parking y terrazas. X-Madrid también avanza, en obras y comercialización, habiendo alcanzado un nivel de pre-alquileres del 80%. La reforma integral del centro comercial Larios está ejecutada al 32%, habiéndose firmado la extensión de Zara a la nueva zona de moda para alcanzar 4.425 metros de superficie de tienda.

Logística

En cuanto al sector logístico de Merlin,  sigue teniendo un comportamiento muy fuerte. La socimi ha tenido un crecimiento en rentas del 9,2% en las renovaciones del último año y la ocupación crece 85 puntos básicos hasta situarse en el 98,2%. El crecimiento de ingresos en términos comparables es del 8,2%.

En este terreno, han registrado avances importantes sus planes en Cabanillas-Park I F y Toledo-Seseña. La cartera logística se está ampliando a través de adquisiciones selectivas en los principales hubs logísticos de Valencia y el País Vasco.

Actividad inversora y desinversora

La compañía informa que  ha cumplido ya con el objetivo de inversiones y desinversiones anunciado al mercado en febrero.

En cuanto a la actividad desinversora, Merlin ha alcanzado en noviembre un acuerdo con BBVA para la venta de 166 sucursales a un precio de  252 millones de euros, representando una prima del 3,6% con respecto a la última valoración. Esta venta, junto con la de Testa Residencial y otros activos no estratégicos, representan desinversiones por un importe agregado de 588 millones y una prima con respecto a valoración del 2,5%.

En inversiones destacan la adquisición del centro comercial Almada (406,7 millones de eurosal 5,9%), el edificio de oficinas Torre Zen (33,3 millones de euros al 6,4%), ambos en Lisboa, así como varios activos logísticos, en los corredores de la A-2, la A-4, Valencia y Vitoria por  59,1 millones de euros a un yield del 7,3%.