• El volumen de visitantes a las calles más comerciales de Madrid Central se ha mantenido constante, aunque CBRE identifica un cambio en la procedencia de las personas y en las franjas horarias

  • La vivienda se revaloriza en Madrid Central, con precios que crecen un 2,67% más que en los barrios limítrofes

30 de mayo de 2019.- La limitación al tráfico en el centro de la capital como consecuencia de la entrada en vigor del proyecto Madrid Central ha contribuido al crecimiento tanto de la demanda como del precio de la vivienda, y  si bien han cambiado algunos patrones de afluencia, éstos pueden presentar nuevas oportunidades para los comerciantes. Estas son alguna de las principales conclusiones de un informe elaborado por CBRE en el que se analiza el impacto de Madrid Central en el sector inmobiliario

Madrid Central, que cuenta con una extensión de 4,3 km2, cuenta con 63.346 hogares, la mayoría habitadas por una sola persona (el 45%), el 32% por dos personas y en el resto tres o más personas; y 4 de cada 10 de estas viviendas están en régimen de alquiler. En este sentido, aunque por el momento son pocos los datos disponibles, sí existen diferentes indicadores que permiten vislumbrar una tendencia.

Según el informe de CBRE, la demanda de vivienda en la almendra de Madrid Central está en aumento y el precio presenta una tendencia creciente ligeramente superior al resto de barrios colindantes. En concreto, desde la entrada en vigor de las restricciones de tráfico, los precios de la vivienda en la almendra han aumentado un 11,57%, es decir, un 2,67% más que en los barrios colindantes.

Según explica Samuel Población, director nacional de producto Residencial y Suelo de CBRE, “la limitación en la circulación rodada supone un impacto muy positivo para la salud de los residentes y mejora en la calidad de vida. Además, estas iniciativas marcan el carácter residencial de la zona, mejorando los servicios y dotaciones de la zona”.

En cuanto al impacto sobre el Retail, el número de visitas a la zona de Madrid Central se mantiene constante, pero se ha identificado un cambio en la procedencia de las personas. Para analizarlo, CBRE ha analizado el comportamiento de las personas en zonas concretas a través de su herramienta Calibrate, estudiando y contrastando los flujos de procedencia y franjas horarias de las personas que acuden a Madrid Central y a las áreas limítrofes. Por ejemplo, se han activado con mayor fuerza las visitas desde áreas más próximas al distrito, y se observa una mayor afluencia durante el fin de semana y en determinados intervalos horarios, sobre todo por las tardes.

Ante esta situación, Gonzalo Senra, director nacional de producto retail de CBRE, insiste en que “nos encontramos en un nuevo marco para el retail de la zona, donde el cambio en el perfil del visitante, patrón de comportamiento y procedencia marcan una nueva etapa cargada de oportunidades”.

Por su parte, Fernando Fuente, director nacional de CBRE valuation advisory, concluye que “los efectos directos de Madrid Central recaerán en una mayor actividad comercial, menor impacto de la contaminación acústica-ambiental y un entorno más sostenible y próspero para los ciudadanos”.