• La demanda en el mercado de alquiler de naves catalán ha aumentado un 3 % en el primer trimestre de 2019, según Forcadell

  • La lenta toma de decisiones de los arrendatarios motiva la moderación de los ritmos de comercialización

Naves industriales

13 de septiembre de 2019.- Los procesos de comercialización se han moderado en el primer semestre de 2019 en Cataluña, a pesar de que la demanda en el mercado de alquiler ha aumentado un 3 % con respecto al mismo periodo del año anterior, según se desprende del informe de mercado industrial-logístico de Cataluña realizado por Forcadell.

Esta moderación parece estar motivada por la ralentización en la toma de decisiones de los arrendatarios, que muestran más exigencia respecto a las condiciones de la nave y prestaciones del contrato. Otro factor a tener en cuenta es el alto nivel de rentas solicitadas, lo que provoca que los arrendatarios estudien más la viabilidad económica.

Respecto al perfil de las naves más demandadas destacan aquellas con superficies de 300 a 400 m2 que están ubicadas en Barcelona o en los municipios colindantes. Además, son naves modernas con rentas inferiores a 2.000 euros al mes.

Desequilibrio entre oferta y demanda en Barcelona y alrededores

Según el informe de Forcadell, pese a que se ha registrado un ligero incremento de naves industriales en el primer semestre de 2019, la oferta industrial en Barcelona y alrededores resulta insuficiente para satisfacer la demanda. Este hecho se debe a que la mayoría de las naves de la zona están obsoletas.

En este sentido, la consultora incide en que las zonas de mayor concentración de oferta se encuentran en el área metropolitana de Barcelona (Baix Llobregat y los dos Valleses).

Respecto a los precios, hasta junio, la variación anual de los precios de alquiler ha sido del 2,6 %. Mientras que, los precios de las naves en venta han registrado una variación del 2 %.

El informe también explica que el mercado logístico catalán ha alcanzado una contratación de 341.243 m2 en el primer semestre del año, un 12 % menos que en el mismo periodo de año anterior. Forcadell achaca este descenso a “grandes operaciones de usuarios finales que dispararon notablemente las cifras de contratación del 2018”.

El sector logístico catalán ha logrado en el primer semestre de 2019 una inversión total de 500 millones de euros, lo que a juicio de Forcadell, hace prever que en el 2019 se alcance o supere el volumen de inversión obtenido en el 2018.