En 2060, las viviendas duplicarán las ahora existentes, lo que será un grave impacto para la contaminación

Obreros en la construcción de un edificio

25 de septiembre de 2019.-Los edificios e infraestructuras globales podrían alcanzar una reducción del 40 % de sus emisiones de carbono incorporadas en 2030, e incluso conseguir la totalidad de edificios descarbonizados en 2050, según el informe World Green Building Week realizado por World Green Building Council (World GBC).

El informe explica que los edificios e infraestructuras son responsables del 39 % de todas las emisiones de carbono en el mundo, de las cuales un 28 % de ellas corresponden a emisiones operativas, las que se producen al iluminar, calentar y enfríar los edificios. Mientras que el 11 % restante proviene de las emisiones de carbono incorporadas asociadas con los materiales y procesos de construcción.

Según World GBC para descarbonizar completamente el sector es necesario eliminar ambas emisiones. El informe explica que hay que afrontar el problema y desmitificar “la dificultad de abordar las emisiones de CO2 presentes en la propia edificación”. Asimismo, asegura que al abordar este problema se pueden conseguir recortes drásticos en todas las emisiones contaminantes durante las próximas décadas y así mantener el aumento de la temperatura global en 1,5ºC.

Por otro lado, el informe advierte que en 2060 las viviendas duplicarán las ahora existentes, con lo que eso significaría para la contaminación sino se soluciona el asunto. Por este motivo, el informe de World GBC pide “acciones coordinadas de todo el sector para cambiar drásticamente el efecto sobre las emisiones a lo largo de todo el proceso constructivo, desde el diseño a la eventual demolición”.

La organización admite que no se tratará de un proceso sencillo y que requerirá una acción inmediata y una mayor concienciación entre la ciudadanía. Del mismo modo, se necesitará el compromiso de las empresas del sector para reducir de forma voluntaria sus emisiones y la implementación de nueva normativa a nivel local, nacional y regional.

Como parte de la posible solución al problema, el informe propone: maximizar el uso de los activos existentes, promover la rehabilitación en lugar de la demolición y buscar nuevos modelos de negocio circulares que reduzcan la dependencia de las materias primas.

En ese sentido, la CEO de World GBC, Cristina Gamboa, ha mantenido la esperanza al asegurar “estamos seguros de que podemos estimular la demanda del mercado y facilitar una colaboración decidida en toda la cadena de valor que será verdaderamente transformadora y beneficiará tanto a las personas como al planeta”.