Esta investigación la ha llevado a cabo C40 Cities, Arup y la Universidad de Leeds

Imagen de Nueva York

17 de octubre de 2019. – El informe «Buildings and Infrastructure Consumption Emissions» elaborado por C40 Cities, Arup y la Universidad de Leeds ha mostrado que aplicando ciertos cambios en la industria de la construcción podrían reducirse las emisiones generadas por edificios e infraestructuras de las ciudades en un 44 % para 2050.

Los cambios pasarían por: implementar la eficiencia en el diseño de materiales; mejorar el uso del edificio existente; cambiar los materiales de alta emisión a madera sostenible donde sea apropiado; usar cemento bajo en carbono; reusar materiales y componentes de la construcción, y emplear maquinaria de construcción de bajo o cero emisiones

Además de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, el informe ha incidido en los beneficios económicos, sociales y de salud que la construcción “limpia” podría generar. Asimismo, las intervenciones identificadas en la investigación reducirían la contaminación del aire y el ruido, proporcionando beneficios para la salud de los ciudadanos y el medio ambiente. También generarían cambios en la creciente economía de la construcción, lo que ofrecería oportunidades para nuevos empleos y competencias.

En ese sentido, director de Energía, Ciudades y Cambio Climático en Arup, Ben Smith, ha asegurado que “hay oportunidades significativas para actuar, pero necesitamos repensar la forma en que se entregan los edificios e infraestructuras. Hacer realidad ese cambio dependerá de trabajar con todos aquellos agentes implicados en la responsabilidad de brindar este desarrollo”.

Por su parte, el director ejecutivo de C40, Mark Wats, ha destacado que “ahora las empresas y la industria han de trabajar con alcaldes y consumidores para asegurarse de que todos se beneficien de las enormes oportunidades que ofrece la construcción limpia”.