Alcanzan las 47.890 operaciones, la mayor cifra desde mayo de 2008, según datos del INE

12 de septiembre de 2019.- Las compraventas de viviendas inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) crecieron un 3,8% en julio respecto al mismo mes del año pasado, hasta alcanzar 47.890 operaciones, la mayor cifra desde mayo de 2008, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El incremento de las operaciones fue motivado fundamentalmente por el aumento de las compraventas de viviendas de obra nueva, que crecieron un 12,1% en julio, hasta 8.536 transacciones. Mientras, las operaciones con viviendas de segunda mano se incrementaron un 2,1%, hasta 39.354 operaciones. Con este repunte, la compraventa de viviendas regresa a tasas positivas tras retroceder un 9% en junio. Sin embargo, el crecimiento registrado en el séptimo mes del año está lejos de los niveles alcanzados en 2018. En enero del año pasado, las compraventas de viviendas crecieron un 24,3%; en abril, un 30,8%, y en octubre, un 15,7%.

La tasa mensual de compraventas de viviendas en julio con respecto a junio ha aumentado un 16,9%,  lo que supone 14,3 puntos más que la registrada en 2018 y el mayor incremento de los últimos cinco años.

El 90,9% de las viviendas transmitidas por compraventa en julio son libres y el 9,1% protegidas. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa aumenta un 4,2%, mientras que el de protegidas disminuye un 0,3%.

El 17,8% de las viviendas transmitidas por compraventa en julio son nuevas y el 82,2% usadas.

Datos por comunidades autónomas

Las comunidades con mayor número de transmisiones por cada 100.000 habitantes1 son Comunidad Valenciana (182), La Rioja (149) y Andalucía (147).

Las comunidades que presentan en julio los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas son Extremadura (23,4%), La Rioja (22,4%) y Castilla-La Mancha (21,6%). Por su parte, Islas Baleares (–21,9%), Comunidad de Madrid (–8,1%) y Cantabria (–7,2%) registran las tasas de variación anual más negativas en julio.