• El volumen total de inversión inmobiliaria en lo que va de año se sitúa en 6.100 millones de euros

  • La consultora prevé que 2019 cierre con una inversión total entorno a los 9.000 millones

2 de octubre de 2019.- El 51 % de la inversión inmobiliaria en España durante los primeros nueves meses de 2019 se ha registrado en el sector de las oficinas, lo que supone un récord histórico, motivado por la “dinámica” demanda de Madrid y Barcelona, según la consultora Cushman & Wakefield.

El director asociado de research de Cushman & Wakefield, Ramiro Rodríguez, ha descrito este hito como “bastante inusual teniendo en cuenta que la cuota media de oficinas oscila entre el 25% y el 35%”.

No obstante, al analizar el volumen total de inversión acumulada en España se observa un descenso del 36 % al pasar de los 9.600 millones de euros en los primeros nueve meses de 2018 a los 6.100 millones en el mismo periodo de 2019.

La inversión en el sector retail se modera

Cushman & Wakefield achaca este descenso a la menor contribución del sector retail, que se encuentra “en modo wait-and-see, dado el rápido cambio del modelo de compra de los consumidores”.

Las previsiones de la consultora pasan “por un mercado de activos retail más normalizado que alcance volúmenes de inversión de largo plazo en el sector desde 2020, en torno a los 2.500 o 3.000 millones al año”, ha comentado Rodríguez. De cumplirse sus predicciones, en 2019 se registraría una inversión directa de 2.000 millones en este sector.

Respecto a la logística, la consultora cree que 2019 terminará en el entorno de los 900 millones de inversión, cifra inferior a la alcanzada en 2018 y 2017 (1.200 millones). Un descenso, que según Rodríguez se explica por “el giro de los fondos y propietarios institucionales hacia el desarrollo de naves que no pasa por la contabilidad de la inversión inmobiliaria”. Para 2020, debido al nuevo producto en desarrollo que podría cambiar de manos, las inversiones alcanzarían los 1.300 millones.

Por otro lado, el sector hotelero cerrará 2019 con una contribución menor a la media de los últimos años (pasando del 13 % de la inversión global en España de 2018 al 5 % en 2019). No obstante, la consultora se muestra más optimista respecto a 2020 y 2021 y asegura que estos años presentarán “oportunidades a los inversores en el segmento de mayor valor añadido, a través del reposicionamiento de marcas y renovación de edificios”.

De vuelta a la inversión inmobiliaria total, Cushman & Wakefield prevé que 2019 cierre en el entorno de los 9.000 millones y el pronóstico de actividad para 2020 es de mantenimiento frente este año. A lo que Rodríguez ha explicado que “tras casi 6 años de gran actividad en el mercado se percibe cierta escasez de producto ya que los grandes porfolios y activos más representativos han rotado recientemente de propietario”.

Respecto a los inversores, los fondos internacionales continúan liderando adquisiciones y destacan países como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia. No obstante, se percibe capital asiático, como el coreano o chino y fondos sudafricanos en el retail.