• Con datos de CBRE, y excluyendo operaciones corporativas, el volumen de inversión en 2019 sigue en línea con el del año pasado, manteniéndose en niveles elevados. Si se incluyeran dichas transacciones la comparativa interanual reflejaría una caída del 39%

  • Con la mayor actividad prevista para la segunda mitad del año, con operaciones inmobiliarias de gran envergadura, se espera que el volumen de inversión en 2019 alcance los 11.000 millones

  • El sector oficinas es el sector que ha recibido mayor interés en lo que va de año, con un 38% del total invertido. Le sigue el sector residencial, con un 19% del total y el sector retail, con el 13%

28 de junio de 2019.- La inversión inmobiliaria en España ha registrado un volumen de 4.414 millones de euros en el primer semestre de 2019, según datos de CBRE. Esta cifra supone un descenso de la inversión del 39% respecto al mismo periodo de 2018, cuando se alcanzó un volumen de 7.189 millones.

“Después de un extraordinario año 2018 en el que se registraron numerosas operaciones corporativas (entre ellas, la compra de Axiare por Colonial o la adquisición de Testa por parte de Blackstone), el mercado ha vuelto en los primeros seis meses de 2019 a niveles más normalizados, aunque continúan reflejando un buen nivel de actividad y un alto interés por parte de inversores, tanto nacionales como internacionales”, señala Mikel Marco-Gardoqui, consejero director de Capital Markets CBRE España.

De entre las operaciones más destacadas del trimestre encontramos la compra por parte de Zurich de la cartera Ilunion por cerca de 164 millones de euros, la adquisición por parte de Azora de siete hoteles a MedPlaya por un importe en torno a los 160 millones millones de euros y la compra de la Torre Diagonal 00, sede de Telefónica en Barcelona, por parte de Grupo Emperador.

En los primeros seis meses de 2019 las operaciones corporativas de gran volumen han llegado a suponer solo 71 millones de euros. En este sentido, sin tener en cuenta las operaciones corporativas, el volumen de inversión en la primera mitad del ejercicio es de 4.343 millones, un 1% más que en el mismo periodo de 2018.

Oficinas, la estrella de la inversión en el primer semestre

La inversión del primer semestre estuvo marcada por el alto interés en el producto de oficinas, que representó el 38% del total invertido, con un volumen captado de 1.672 millones de euros. “La buena marcha del mercado de alquiler de oficinas, tanto en Madrid como en Barcelona, junto con las expectativas en el crecimiento de las rentas, viene despertando desde hace tiempo el interés por inversores de todo perfil, del Core y Core+, que se centran en inversiones más seguras con rentabilidades más bajas, a inversores Value Add, cuya actividad se está centrando sobre todo en la compra de edificios a rehabilitar”, asegura Marco-Gardoqui.

Tras el de oficinas, el sector residencial fue el que más volumen de inversión atrajo, con un 19% de volumen total durante el primer semestre, con 847 millones de euros invertidos. El sector del retail alcanzó los 577 millones durante los primeros seis meses del año (lo que supone un retroceso del 69% interanual incluyendo operaciones corporativas y del 66% al excluirlas), un 13% del total. “En base a las operaciones actualmente en marcha, está previsto que durante la segunda mitad del año las cifras del sector de retail mejoren, tanto por la parte de high street como por la de centros comerciales”, afirma Lola Martínez Brioso, directora de Research de CBRE España.

El sector hotelero también ha descendido en comparación con el año anterior tras registrar varios ejercicios excepcionales. Por último, la inversión en industrial y logístico alcanzó los 394 millones, 9% del total. Es un sector en el que existe un enorme interés, pero hay escasez de oferta. La inversión en rentabilidad registrada en otros sectores asciende 114 millones de euros entre enero y junio, un 3% del total.

Evolución del volumen de inversión inmobiliaria por origen del comprador

CBRE señala en su informe que tanto los inversores nacionales como los internacionales continúan considerando a España como un mercado atractivo en el que invertir y siguen mostrando interés por todo tipo de activos. Los inversores nacionales, que representan el 36% del volumen total invertido, han dirigido su inversión al sector hotelero (442 millones de euros), donde destaca la compra de siete hoteles por parte de Azora, y al sector de oficinas (332 millones), donde destaca la socimi Árima con la operación de compra de dos edificios en Madrid durante el primer trimestre del año por casi 63 millones.

Como viene siendo habitual, entre los inversores internacionales los protagonistas han sido Estados Unidos, con un 25% del total volumen de inversión, Suiza (11%) y Reino Unido (9%).

En 2018 las socimis españolas englobaron el 25% de la inversión inmobiliaria, sin embargo, este año su protagonismo está siendo menor y han intervenido en el 11% del volumen invertido en lo que va de año. “Tras varios años de haber ido engordando su cartera de activos, recientemente las socimis se están concentrando más en la gestión y puesta en valor de sus portfolios que en la adquisición de más volumen empresarial”, explica Martínez Brioso.

Al igual que ocurrió en 2017, la fortaleza de la demanda ha mantenido la presión a la baja sobre las rentabilidades. Así, las prime yields se mantienen en niveles históricamente bajos en todos los segmentos, desde oficinas, donde se sitúan alrededor del 3,50%, hasta locales en calles comerciales, en torno al 3,25% y el 5,15% en el sector logístico, que ha visto una ligera compresión a la baja de las prime yields en el último trimestre, pasando del 5,25% al 5,15%.