La cifra sigue en aumento y España se sitúa entre los países con mayor incremento de la inversión

30 de mayo de 2019.- La inversión en edificios de vivienda plurifamiliar alcanzó los 40.000 millones de euros en 2018 en los ocho principales mercados europeos, según la consultora internacional Savills Aguirre Newman. Se trata de la cifra más alta registrada por este segmento, con un aumento del 26,6 % sobre 2017. El volumen de inversión en este tipo de activo superó a la inversión en oficinas por primera vez en Dinamarca, Suecia, Países Bajos y España, la mitad de los mercados analizados.

Eri Mitsostergiou, directora de Research Europa en Savills expica que “este segmento, históricamente considerado como alternativo al inmobiliario terciario, ahora representa una media del 17 % de la inversión total, frente a una media del 13 % en los últimos cinco años. El mayor mercado fue de nuevo Alemania con 15.100 millones de euros transaccionados, registrando la tercera cifra más alta en los últimos diez años. Sin embargo, los mercados que registraron mayor diferencial frente al año anterior fueron Francia, que pasó de menos de 200 millones de euros en 2017 a casi 3.200 millones de euros en 2018; Irlanda, donde el volumen de inversión se multiplicó por diez hasta alcanzar los 1.100 millones de euros y España, donde se pasó de menos de 1.000 millones de euros en 2017 a más de 3.000 el año pasado».

Pablo Méndez, director nacional de Savills Aguirre Newman Residential and Alternatives, añade que «el atractivo como fuente de ingresos a largo plazo y la anticipación del incremento de los alquileres a raíz del aumento de la demanda y escasez de oferta han sido los principales impulsores del crecimiento de la inversión en este sector en Europa. En España, esperamos que la tendencia continúe hasta alcanzar el 10 % de la actividad de inversión total, en línea con la previsión de una participación del 20 % en la mayoría de los mercados a medio plazo debido al giro generalizado de los inversores hacia la generación de ingresos y hacia sectores cuyos fundamentales son impulsados por cambios estructurales más que por factores cíclicos.

La consultora internacional indica que existe un creciente potencial especialmente en Francia, Reino Unido, España e Irlanda ya que las ventas de portfolios y la creciente actividad de nuevos desarrollos traerán más producto al mercado, lo que en combinación con una base de inversores más amplia debería resultar en mayores niveles de rotación, especialmente en los mercados que provienen de una base más baja.