• La inversión en el sector hotelero es la única que no ha descendido en los primeros seis meses de 2019, según BNP Paribas Real Estate

  •  Las oficinas ocupadas en Europa alcanzaron los 4,75 millones de m²

9 de septiembre de 2019.- La inversión en inmuebles comerciales en el primer semestre de 2019 en Europa ha alcanzado los 101.800 millones de euros, un 13 % menos que lo obtenido en el mismo periodo de 2018, según BNP Paribas Real Estate.

Todas las categorías de activos han descendido hasta junio excepto los hoteles, que aumentaron un 26 % hasta alcanzar los 10.200 millones de euros. Una subida motivada por varias operaciones importantes llevadas, entre las que se incluyen portfolios en Italia, Francia y la República Checa.

Por el contrario, la mayor caída la ha experimentado el sector del retail, un 31 % menos, que supone una inversión total de 16.400 millones de euros. Esta cifra se encuentra muy por debajo de la media, lo que a juicio de BNP Paribas Real Estate simboliza una disminución del entusiasmo de los inversores por esta categoría de activos.

Por su parte, la logística se redujo un 16 %, con una inversión de 13.100 millones de euros, mientras que las oficinas han descendido un 6 % hasta los 47.000 millones de inversión. Este descenso moderado se debe a las importantes operaciones llevadas a cabo en Francia y Alemania.

Por países, Alemania lidera la inversión con 24.400 millones de euros, un 6 % menos. Le sigue Reino Unido con una inversión de 22.100 millones de euros, un drástico descenso del 33 % motivado por la incertidumbre que genera el Brexit.

Asimismo, España es uno de los países europeos que ha registrado un ascenso, un 88 % más con respecto al primer semestre de 2018.

Se frena la inversión extranjera en el sector inmobiliario comercial europeo

 En el primer semestre de 2019, la inversión extranjera en el mercado inmobiliario comercial europeo cayó un 10% en comparación con el mismo período del año anterior.

Los inversores de Oriente Medio son los menos entusiastas, ya que su aportación se ha reducido un 24 %. Por su parte, las inversiones de los asiáticos se redujeron un 11 %. Tan solo los estadounidenses han aumentado sus inversiones en el sector inmobiliario europeo en un 2 %.

“Los inversores estadounidenses, tras un pico de actividad seguido de una retirada del mercado en 2016, desde entonces han oscilado en torno a los 25.000 millones de euros anuales. Invirtieron lo proporcional a principios de 2019”, así lo ha explicado el jefe de la división de Inversiones Internacionales de BNP, Larry Young.

Respecto a las oficinas ocupadas, la cifra se mantiene, a pesar de una ligera caída del 2 %, se mantiene muy elevada en el primer semestre de 2019, con un total 4,75 millones de m². En Madrid, se registró el mejor rendimiento en el primer semestre desde 2007, un 35 % más que el año anterior.