Un porcentaje dos décimas inferior a la previsión del Gobierno

7 de noviembre e 2019.-La Comisión Europea ha recortado hasta el 1,9 % su previsión de crecimiento del Producto Interior Brutos (PIB) de España para 2019, al tiempo que ha advertido de que los riesgos se enmarcan en un contexto de «elevada incertidumbre”.

Esta cifra es dos décimas inferior a la última proyección del Gobierno, 2,1 %.

Bruselas explica que la mitad de esta revisión se debe a la revisión estadística de la Contabilidad Nacional Anual realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y la otra mitad a una previsión más débil en el segundo semestre de este año.
Además, advierte de que la economía española se enfrenta a riesgos «a la baja» en un contexto de «elevada incertidumbre» tanto en interna como externa. Pone de ejemplo el aumento del ahorro por parte de los hogares y las tensiones comerciales globales.

Para los próximos años, Bruselas se muestra igual de pesimista y cree el PIB español seguirá ralentizándose, con un crecimiento del 1,5 % en 2020 y del 1,4 % en 2021.

En particular, prevé que el consumo privado se recuperará «levemente» pero seguirá aportando un «moderado» impulso al crecimiento. La mayor contribución vendrá, por contra, por el lado del sector exterior, debido a un incremento leve pero continuado de las exportaciones y a crecimiento «inusualmente» bajo de las importaciones.

Con todo, España seguirá registrando finalizado este año el mayor crecimiento económico entre las grandes potencias de la eurozona. La expansión de España contrasta con el 0,1 % previsto para Italia, el 0,4 % de Alemania y el 1,3 % de Francia.

En concreto, la economía de la zona euro, por su parte, se expandirá un 1,1 % en 2019 y la Unión Europea en su conjunto crecerá este año un 1,4 %.

El déficit cerrará 2019 en el 2,3 %

Con respecto al comportamiento del déficit público, las previsiones europeas dicen que cerrará este año en el 2,3 %, tres décimas más que lo estimado por el Gobierno en el Plan Presupuestario.

La recuperación del saldo negativo de las cuentas públicas proseguirá en 2020, aunque a un ritmo leve, hasta alcanzar una diferencia negativa entre ingresos y gastos públicos del 2,2 %.

Por contra, las autoridades europeas estiman que el déficit estructural (que elimina del cálculo la aportación del ciclo) aumentará «levemente» y alcanzará el 3,25 % en 2020, antes de mejorar «marginalmente» un año después.

En relación con el empleo, el Europa apunta que seguirá creciendo, aunque a un ritmo más débil, «especialmente» en 2020 y 2021. De esta forma, la tasa de desempleo caerá este año al 13,9 % este año para retroceder después al 13,3 % y al 12,8 % los dos años siguientes.

La deuda pública, por su parte, continuará con su senda descendente para cerrar 2019 en un 96,7 % del PIB, en un 96,6 % en 2020 y en el 96 % en 2021.