Palma de Mallorca.

Palma de Mallorca.

El precio de la vivienda nueva aumenta por encima de la media nacional en Mallorca, un 5,8%, y por debajo en Canarias, un 2,3%, según datos de Sociedad de Tasación

6 de marzo de 2019.- Existe una brecha importante entre los mercados de vivienda nueva en Baleares y Canarias. Así, Baleares presenta la tercera mayor tasa de crecimiento de los precios de todo el país en 2018 y el mayor índice de esfuerzo inmobiliario de España, mientras que en Canarias el aumento de los precios es inferior a la media nacional y el índice de accesibilidad a la vivienda, superior a la media del país, según el Estudio de Mercado de Vivienda en las Islas Baleares y en las Islas Canarias elaborado por Sociedad de Tasación.

Según este informe, el precio de una vivienda nueva de tipo medio ha aumentado en las dos comunidades insulares de España, aunque con diferencias apreciables. Las Islas Baleares, con un 5,8% de aumento respecto a los datos de hace un año, presentan el tercer mayor incremento de los precios de la vivienda nueva de todas las comunidades autónomas, sólo por detrás de Cataluña (7,7%) y Madrid (7,5%). Una tasa que supera a la media nacional, situada en el 5,4%. En Canarias, por su parte, la vivienda nueva se ha encarecido un 2,3% a lo largo de 2018.

El comportamiento de los precios por metro cuadrado en las capitales provinciales de ambas comunidades autónomas refleja que en Palma de Mallorca, los precios se han incrementado un 5,8% respecto al año pasado, alcanzando los 2.056 €/m2.

En Canarias, Las Palmas de Gran Canaria es la ciudad que registra el mayor incremento en esta comunidad, con un encarecimiento del 2,5% a lo largo de 2018, y también la más cara, con un precio medio de 1.617 €/m2. Por su parte, los precios también han subido en Santa Cruz de Tenerife un 2,0%, hasta los 1.353 €/m2.

Disminuye el índice de confianza inmobiliario

El Índice de Confianza Inmobiliario disminuyó durante el cuarto trimestre de 2018 en ambas comunidades autónomas respecto al tercer trimestre de ese mismo año. En Baleares, el índice de confianza pasó de 59,7 puntos a 59,2. En Canarias, este descenso fue todavía más acusado al pasar de 62,0 a 59,4 puntos. La media nacional también disminuyó, pasando de 57,7 a 57 puntos.

Índice de esfuerzo inmobiliario

El índice de esfuerzo inmobiliario se define como el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano con ingresos medios necesita destinar a la compra de una vivienda de tipo medio.

Según el análisis de Sociedad de Tasación, Baleares es la comunidad autónoma donde mayor esfuerzo es necesario para la compra de una vivienda de tipo medio en toda España, con 15,4 años de sueldo íntegro y un nuevo aumento respecto a los 14,8 años recogidos en el registro de 2017. En Canarias, por su parte, el índice de esfuerzo inmobiliario se sitúa en 7,2 años de sueldo íntegro para la compra de una vivienda de tipo medio, sin variaciones respecto a finales de 2017.

Como comparación, la media nacional se sitúa en 7,6 años de sueldo íntegro para la compra de una vivienda de tipo medio.

Índice de Accesibilidad a la vivienda

Este índice estima la relación entre el poder adquisitivo real de un ciudadano medio y el teórico necesario para la adquisición de una vivienda.

El índice de accesibilidad en Baleares empeora respecto al de hace un año, pasando de 54 a 51 puntos. Esta comunidad sigue presentando el índice de accesibilidad a la vivienda más bajo de toda España. En Canarias, por su parte, este índice también desciende, aunque de forma mucho más leve, pasando de 110 a 109 puntos.

La media nacional también baja, pasando de 104 a 102 puntos. Canarias, por tanto, continúa por encima de la media nacional en cuanto a accesibilidad a la vivienda.

Mapa del Tiempo Urbanístico en estas dos comunidades

Sociedad de Tasación ha publicado la nueva edición del Mapa del “Tiempo Urbanístico”, donde ofrece una visión global de la situación del mercado del suelo en España, atendiendo a su heterogeneidad. El mapa incorpora gráficamente la variación interanual de valores de vivienda nueva, lo que permite analizar la relación entre ambos indicadores.

En las Islas Baleares, continúa el crecimiento de la actividad inmobiliaria, aunque se aprecia también cierta moderación en la velocidad de dicho crecimiento. Sin embargo, los precios del producto finalista siguen siendo muy elevados.

Las Islas Canarias, por su parte, presentan un incremento sostenido de la actividad, aunque sin grandes repuntes. El movimiento se concentra, sobre todo, en actuaciones relacionadas con el sector hotelero y el turístico/vacacional, cuya normativa se está revisando en la comunidad con el objetivo de regularizar y ordenar este mercado.