• El estudio ““SOCIMI. Estabilidad e inversión en el sector inmobiliario” presentado por BME y JLL muestra qud que las 72 socimis de España tienen un volumen de inversión inmobiliario de 50.000 millones de euros y una capitalización de más de 22.300 millones

  • Desde su puesta en marcha en 2012 se han cruzado operaciones sobre socimis en los mercados bursátiles por valor de cerca de 35.000 millones

Enrique Losantos, consejero delegado de JLL (izquierda) y Jorge Yzaguirre, director de Mercados y Market Data de BME, durante la presentación del estudio.

3 de julio de 2019.- Las socimis confirman su creciente importancia en la economía y en los mercados españoles, según se ha corroborado en la presentación del estudio “SOCIMI. Estabilidad e inversión en el sector inmobiliario. Informe de Mercado 2019” por parte de Jorge Yzaguirre, director de Mercados y Market Data de BME, y Enrique Losantos, consejero delegado de JLL.

En este acto, al que han asistido más de un centenar de profesionales del sector e inversores, ha quedado de manifiesto la creciente importancia de las socimis.  Jorge Yzaguirre ha destacado que “las socimis han aportado una nueva vía de financiación para el sector inmobiliario en un momento particularmente complicado para él. Estos vehículos de inversión cuentan además con la transparencia y visibilidad propias de la Bolsa y del MAB”. Por su parte, Enrique Losantos ha indicado que “estos vehículos fueron grandes dinamizadores para el mercado inmobiliario al captar grandes volúmenes de inversión nacional y extranjera, que han permitido la reactivación del sector y dotado al mismo una mayor profesionalidad, transparencia y eficiencia, indispensable para alcanzar un sector más estable y resiliente a los cambios de ciclo”.

Entre las conclusiones del informe, que han detallado Alberto Segurado, director Debt Advisory en JLL, y Jesús González-Nieto, director gerente del MAB, destacan varias cifras que revelan el papel protagonista que han adquirido las socimis desde su creación. Estos vehículos nacieron en España en el 2009, pero no comenzaron su actividad hasta la reforma de la ley de 2012. En poco más de seis años, los mercados españoles gestionados por BME han acogido 72 socimis, con un volumen de inversión inmobiliaria total actual cercano a los 50.000 millones de euros y una capitalización superior a los 22.300 millones de euros.

En términos de negocio, el conjunto de las socimis generó a lo largo de 2018 más de 2.100 millones de euros en rentas (+25% frente al año anterior), un EBITDA de 1.500 millones (+22%) y un beneficio neto de 2.370 millones de euros.

Además, estos vehículos habían repartido desde su nacimiento 1.394 millones de euros en dividendos entre sus accionistas y han ampliado capital en 48 ocasiones por valor 8.395 millones de euros. Sus títulos se habían intercambiado en las plataformas bursátiles españolas por un importe total de 34.662 millones de euros. Hoy, el peso del subsector SOCIMI en el Índice General de la Bolsa de Madrid cuadriplica al de las empresas inmobiliarias no adscritas a este régimen.

En cuanto a los dividendos, una de las variables más valoradas por los inversores, las socimis ofrecieron una rentabilidad del 3,8% el pasado ejercicio. Adicionalmente, los inversores en socimis han disfrutado durante los primeros cuatro meses del año de fuertes revalorizaciones. De enero a abril, las socimis cotizadas en Bolsa han registrado un ascenso del14,35%, que sería del 16,73% si se hubiesen reinvertido los dividendos repartidos en el cuatrimestre.

Actualmente cotizan en la Bolsa cuatro socimis (Merlin Properties, Inmobiliaria Colonial, Lar España y Árima Real Estate. Las otras 67 se negocian en el MAB.

En la Eurozona el número de vehículos homologables a las SOCIMI al cierre del primer trimestre de 2019 alcanzaba las 141 compañías con un valor de mercado de 140.000 millones de euros. España aporta la mitad de las compañías (72) pero sólo el 19% del valor bursátil en el ámbito de la zona Euro, lo que indica el menor tamaño medio de los vehículos españoles frente a sus homólogos europeos.