Las emisiones de CO2 se reducirán en 122 toneladas al año

Oficina de Regus

21 de noviembre de 2019.- El Valor Añadido Bruto (VAB) de las empresas alojadas en las oficinas flexibles generarán 7.224 millones de euros anuales para la economía española, de los cuales 3.876 millones se destinarán a las economías locales en zonas suburbanas y en ciudades secundarias, según se desprende del “Estudio sobre el Impacto Socioeconómico de las Oficinas Flexibles”, realizado por Regus.

A nivel nacional, un nuevo centro albergará un total de 222 empleos permanentes y 126 empleos locales adicionales en la zona. El VAB generado por las empresas alojadas en oficinas flexibles será en torno a los 14,98 millones de euros anuales; a nivel local, el VAB neto generado por las empresas y los trabajadores será de 8,36 millones de euros anuales.

En cuanto a los beneficios medioambientales, se reducirán al año alrededor de 122 toneladas de emisiones de CO2, de las cuales 46.000 toneladas anuales se reducirán por el menor desplazamiento de los trabajadores.

El estudio destaca que, al año, el total de los trabajadores se ahorrarán en tiempo de desplazamientos un equivalente a 152.000 días para 2029.

El informe destaca que España es el segundo país de Europa donde más crece el extrarradio, con un aumento del 139 % en los últimos 50 años. Asimismo, las áreas metropolitanas, en 2029 albergarán casi 105.000 trabajadores, lo que supone más oportunidades de empleo a los residentes locales, más de 59.000 puestos

A nivel global, el análisis revela que el crecimiento de los espacios de trabajo flexibles a las afueras de las principales ciudades del mundo contribuirá al desarrollo de una economía flexible con cerca de 229.000 millones de euros a nivel global en los próximos diez años.

Esta tendencia al alza se debe en gran medida por las grandes empresas que están adoptando e impulsando políticas de trabajo flexible, con el objetivo de mejorar el bienestar de los empleados al permitirles trabajar más cerca de casa, con su consecuente ahorro de dinero y aumento de la productividad.

Para el CEO y fundador de IWG, Mark Dixon, «cuando la gente viaja a las grandes ciudades, invierten su dinero en transporte. En cambio, con trabajos de proximidad, ese gasto se queda cerca de sus hogares. Este estudio muestra el impacto positivo que tiene en las personas y en la zona cuando hay más oportunidades para trabajar cerca de casa”.