• Esta clase de activos captó un volumen de inversión total de 69.000 millones de euros en 2018

  • España está considerado como uno de los “nuevos” mercados en el segmento

10 de junio de 2019.- La inversión en la clase de activos denominada “living” –que aúna los activos inmobiliarios de uso sanitario y de vivienda en alquiler, los espacios de co-living y las residencias para estudiantes– se espera que crezca un 30% en 2019, según un reciente estudio publicado por JLL, que  revela un panorama prometedor para la inversión inmobiliaria en Europa de cara a este año.

De acuerdo con la primera edición de la encuesta European Living Survey elaborada por JLL, se prevé que los activos “living” registrarán un crecimiento considerable, dado que ocho de cada diez inversores buscan adentrarse en nuevos mercados europeos. Este hecho podría traducirse en una inyección de hasta 40.000 millones de euros de nuevo capital en el sector, adicionales a los 69.000 millones de euros captados el año pasado.

El éxito de los activos “living” responde al objetivo de los inversores de sacar partido de los cambios demográficos, como el aumento del número de estudiantes, la disminución del tamaño de los hogares, la urbanización y el envejecimiento de la población. Si tomamos como referencia las asignaciones de inversión actuales, veremos que el sector de inmuebles multifamiliares es el que mayor interés despierta en el segmento de activos “living”, aunque el 75% de los encuestados prevé que los volúmenes de inversión en el sector de co-living serán los que experimentarán el ritmo de crecimiento más rápido.

El informe también destaca el compromiso de los inversores con los activos inmobiliarios con conciencia social. Todo apunta a que la sostenibilidad influirá a la hora de tomar decisiones de inversión en activos “living”, dado que el 80% de los participantes consideran que las asignaciones de capital contarán con una mayor exposición a activos sostenibles.

España entre los nuevos mercados que registran mayor demanda

Los mercados que mayor demanda registran en términos de nuevas inversiones son Francia, Países Bajos y Suecia, seguidos de cerca por España –identificado como nuevo mercado por el 25% de los inversores– e Irlanda. Asimismo, el 41% de los encuestados afirmó estar activo invirtiendo en el segmento en el mercado español, o busca estarlo.

Nick Wride, director de living y activos alternativos de JLL España, comenta que “los mercados inmobiliarios europeos siguen albergando un gran potencial. En este contexto, los activos “living” se erigen como una de las oportunidades más prometedoras en la región. En España en concreto venimos observando en los últimos años como el interés y la actividad inversora en el segmento es cada vez mayor”.

La encuesta realizada por JLL es la primera de estas características y constituye una plataforma para prever la evolución del mercado. Los resultados evidencian un interés creciente por esta clase de activos en Europa, y se prevé que estos captarán importantes flujos de capital de forma continuada en 2019.

El European Living Survey de JLL se basa en una encuesta realizada a más de 50 inversores internacionales que representan activos por valor de más de 3,2 miles de millones de euros.