• En 2020, el PIB crecería un 1,8 %

  • Las pensiones subirán un 0,9 % en 2020

15 de octubre de 2019.- El Gobierno ha rebajado sus previsiones de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) hasta el 2,1 % en 2019 y al 1,8 % en 2020, según el nuevo cuadro macroeconómico remitido a la Comisión Europea el Plan Presupuestario 2020.

De acuerdo con lo declarado por el ministerio de Economía y Hacienda en un comunicado conjunto, esta modificación se debe «casi en su totalidad» a la revisión estadística de la Contabilidad Nacional Anual realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que rebajo el PIB en el período 2016-2018.

Ambos ministerios han asegurado que el nuevo cuadro macroeconómico refleja
» la solidez de la economía española», y han añadido que «a pesar de la ralentización provocada por factores externos y la incertidumbre de carácter internacional, España sigue creciendo por encima de la media de la zona euro y además lo hace de forma más saneada al continuar con la reducción del déficit público y de la deuda pública”.

Respecto a la composición del crecimiento, el Gobierno calcula que la demanda interna aportará al PIB 1,5 puntos en 2019 y 1,6 puntos en 2020, mientras que la demanda externa mejorará su contribución a 0,6 puntos este año y a 0,2 puntos el próximo.

Por otro lado, el Gobierno a asegurado que las pensiones se revalorizarán un 0,9 % en 2020 “con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de los pensionistas”.

Asimismo, el Plan incluye el incremento salarial del 2% para los empleados públicos pactado con los sindicatos para 2020.

En cuanto al déficit público, el Gobierno lo mantiene en el 2 % en este año y lo eleva seis décimas para el 2020 hasta el 1,7 %, a lo que añade que «la previsión para 2020 del déficit público se basa en un escenario inercial que no incluye ninguna medida adicional de carácter tributario».

El Ejecutivo prevé que los ingresos públicos sean un 39,6 % del PIB en 2020, que los ingresos tributarios registren un crecimiento del 4,8 % y  que el superávit del saldo presupuestario primario (sin intereses de la deuda) se sitúe en el 0,4% en 2020.