La economía española atraviesa un momento muy dinámico y de ello se beneficia claramente la inversión inmobiliaria. Esa fue una de las principales conclusiones del “Iberian Investment Briefing – Why Spain?”, conferencia celebrada en la Embajada de España en  Londres, co-organizada por Iberian Property, Investment Briefings y el ICEX – Invest in Spain

21 de junio de 2019.– La Embajada de España en Londres, con el embajador Carlos Bastarreche como anfitrión, recibió, el pasado 19 de junio, a más de 100 representantes de las principales sociedades de inversión con sede en la capital británica, en una conferencia co-organizada por Iberian Property, Investment Briefings y el ICEX – Invest in Spain, con el apoyo de Azora, Cushman & Wakefield, Clifford Chance y Square AM.

Tras Reino Unido y Alemania, España es en la actualidad el país con un mayor número de nuevos proyectos de inversión inmobiliaria, destacó María Jesús Fernández, directora ejecutiva del ICEX – Invest in Spain. La economía española está entre las 10 mas desarrolladas del mundo y el momento es muy bueno para invertir: “tiene una economía robusta y la tendencia es que se fortalezca todavía mas. El crecimiento debe continuar porque hay condiciones financieras favorables y buenas tasas de paro», además, «el mercado español está mas abierto y más competitivo”, apuntó.

Desde 2013 la construcción en España ha crecido y deberá continuar con esta tendencia, por lo menos hasta 2020, en opinión de Reno Cardiff, international partner de Cushman & Wakefield. Este responsable apuntó también que continúa en aumento la demanda de oficinas en los mercados de Madrid y Barcelona, además de que el sector logístico ha registrado un fuerte impulso como consecuencia del aumento del comercio electrónico. Por otro lado, crece también el interés en los segmentos de inversión alternativa, como los aparcamientos, coliving, coworking y residencias de estudiantes.

Además del retail, en donde su compañía es una de las más activas, las oportunidades pueden estar también en el mercado residencial, en especial para alquiler, y en la logística, piensa Hernán San Pedro, head of investors relations and corporate communication de Lar España Real Estate, que participó en una de las mesas redondas de debate del evento. También Javier Martín, senior portfolio manager en España de Nuveen Real Estate, está de acuerdo en que la logística puede ser una de las mejores inversiones en la actualidad. Por su parte, Carlos Portocarrero, partner, head of real estate de Clifford Chance, ve en los terrenos “un verdadero tesoro”. Audrey Klein, managing director international institutional clients de Corestate Capital Group, destaca las residencias de estudiantes como la nueva tendencia en España.

El nuevo mundo de las inversiones alternativas

Van ganado cada vez mayor importancia para los inversores inmobiliarios los activos alternativos y España no es una excepción.

Mención especial merecieron las residencias de estudiantes, un sector “evidente en un momento en el que la demanda supera claramente a la oferta de este tipo de alojamiento en el país”, apunta Brian Welsh, CEO de Nido Student.

Bruno Hallé, partner co-head hospitality de Cushman & Wakefield, piensa que “las residencias de estudiantes están en primera línea y encabezan las preferencias de la inversión alternativa”. “Además de las principales ciudades españolas, existen todavía lugares por explorar como Zaragoza, Cádiz y otras”, en los que todavía hay “buenos precios”.

Turismo, residencial para alquiler, residencias de la tercera edad, logística urbana e incluso la renovación de activos están ganando terreno, destaca Cristina García-Peri, director of business development & strategy, Azora.

El sector hotelero “sigue siendo un activo muy atractivo” a la hora de invertir en España, en especial en destinos vacacionales, apuntó Jaime Buxó, chief development officer, del Grupo Barceló.

Durante el evento todos los asistentes fueron invitados a responder a una pregunta ¿Dónde invertirían 100 millones de euros en España? Un 56% de los votantes respondió en turismo, 32% fondos de deuda y 12% en residencias de estudiantes.