El valor bruto contable es de 9.100 millones de euros y el valor neto aproximado de 3.900 millones

Solvia queda fuera de la operación y seguirá estando participada en su totalidad por el Sabadell

Banco-sabadell-119 de julio de 2018.- Banco Sabadell ha acordado la transmisión de la práctica totalidad de su exposición inmobiliaria a una filial de Cerberus Capital Management L.P. “Los activos inmobiliarios objeto de la Operación tienen un valor bruto contable conjunto aproximado de 9.100 millones de euros y un valor neto contable conjunto aproximado de 3.900 millones de euros”, ha informado la entidad financiera en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV.

La operación se ha estructurado a través de la transmisión de dos carteras de activos inmobiliarios denominadas comercialmente “Challenger” y “Coliseum” a una o varias compañías de nueva constitución, cuyo capital se aportará y/o venderá de forma que Cerberus participe directa o indirectamente en el 80% del capital de las nuevas compañías y Banco Sabadell en el 20% restante. Banco Sabadell y Cerberus suscribirán un acuerdo para regular sus relaciones como socios de las nuevas sociedades creadas.

A su vez, la entidad catalana informa que Solvia Servicios Inmobiliarios seguirá estando participada íntegramente por Banco Sabadell y continuará prestando los servicios de gestión integral (servicing) de los activos inmobiliarios objeto de la operación en régimen de exclusividad.

El cierre de la operación, una vez se obtengan las correspondientes autorizaciones y se cumplan las condiciones de cada una de las carteras, implicará la transmisión del control de los activos inmobiliarios y, en consecuencia, su desconsolidación del balance del grupo Banco Sabadell.

Según la entidad bancaria la operación contribuye positivamente a mejorar la rentabilidad del grupo Banco Sabadell, exigiendo el reconocimiento de provisiones adicionales con un impacto neto de aproximadamente 92 millones de euros y aporta un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 (fully loaded) de Banco Sabadell de alrededor de 13 puntos básicos.

Las otras dos carteras de las que se quería desprender la entidad son las conocidas como el Proyecto Galerna, con 900 millones en préstamos fallidos, que se llevó el noruego Axactor, y el Proyecto Makalu, con 2.500 millones de activos de la antigua CAM. Con ello, la entidad lograría completar su saneamiento inmobiliario como ya han hecho Santander y BBVA.