• Se trata de un sistema innovador y único en el mundo que abre paso a una nueva era en el sector inmobiliario de oficinas, la era de las personas

  • La certificación WELL analiza el impacto de los edificios en siete áreas asociadas a la salud y bienestar de sus ocupantes

Lobby de Castellana 81.

Lobby de Castellana 81

18 de junio de 2018.- Castellana 81, el emblemático edificio de oficinas situado en el Paseo de la Castellana de Madrid, acaba de obtener la certificación WELL Oro en la tipología Core & Shell. Ello le ha convertido en el primer edificio WELL de España y en uno de los cinco primeros edificios de oficinas WELL Core & Shell Oro de Europa.

El compromiso de Castellana 81 con la sostenibilidad medioambiental y la eficiencia energética ya fue avalado en marzo de 2017 con la certificación LEED Platino. Así, este icono de la arquitectura española se convirtió en el primer edificio del Paseo de la Castellana en alcanzar el máximo nivel de la certificación LEED. Ahora, Castellana 81 ha dado un nuevo paso y, más allá de la sostenibilidad, se posiciona como el edificio de oficinas pionero en España por su compromiso con el bienestar y la salud de sus ocupantes, acreditado de forma objetiva por la certificación WELL.

WELL es un modelo interdisciplinar de diseño, construcción y operación que permite la integración de mejoras en el bienestar y la salud de las personas a través del espacio. Es la primera certificación mundial para inmuebles que se centra únicamente en la salud y el bienestar humano. Se trata de un sistema innovador fundado por Delos y dirigido por el International WELL Building Institute™ (IWBI), que se inició en 2015, tras siete años de investigación científica, médica y arquitectónica. WELL certifica que el modelo de diseño, construcción y operación de los edificios integra la salud y el bienestar de las personas y está basado en la verificación in situ de los impactos del edificio en siete áreas diferentes: aire, agua, iluminación, nutrición, promoción del ejercicio físico, confort y mente. Todas ellas han sido verificadas en el edificio Castellana 81.

Esta nueva certificación está dando paso a una nueva era en el sector inmobiliario, la era en la que el foco son las personas.

Para la obtención de la certificación WELL, Castellana 81 ha adoptado múltiples medidas entre las que cabe destacar: un control exhaustivo que asegura niveles óptimos de la calidad del agua, el filtrado del aire exterior y el uso de productos con bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles para mejorar la calidad del aire interior, la disponibilidad de plazas de aparcamiento para bicicletas, así como de duchas y vestuarios para los usuarios del edificio, un sistema de iluminación con nulo o bajo deslumbramiento, un servicio de fisioterapia, una biblioteca digital sobre consejos saludables al servicio de los usuarios y la máxima accesibilidad para personas con discapacidad. Cabe resaltar también la apuesta de Castellana 81 por el arte que se integra en el edificio como vehículo para favorecer el bienestar de visitantes y ocupantes. Destaca Isabella, una bella escultura de un rostro femenino joven que se ubica en la entrada principal del edificio, una obra de casi 2 metros de altura, del reputado artista Jaume Plensa.

El trabajo de Jaume Plensa se puede ver regularmente en la Galerie Lelong de París y Nueva York y en la Galería Richard Gray de Chicago y Nueva York. Disfrutar de Isabella de una forma tan cercana y accesible en el Paseo de la Castellana supone un privilegio para los ocupantes y visitantes de Castellana 81, así como para la ciudad de Madrid.

Otros reconocimientos

Además, Castellana 81 ha sido premiado tras su rehabilitación con diferentes reconocimientos que valoran su apuesta por preservar la singularidad inherente a este icono de la arquitectura española a la vez que proyectar el edificio hacia el futuro y situarlo a la vanguardia de la sostenibilidad, la tecnología y el bienestar de sus usuarios.

En 2017, la Fundación Shangri-La otorgó a Castellana 81 el máximo Distintivo Indicador del grado de Accesibilidad (DIGA), 5 estrellas, que lo convirtió en el primer edificio singular de oficinas de España en alcanzarlo. Por su parte, la Asociación Española de Oficinas le concedió el pasado mes de abril el Premio AEO a la mejor rehabilitación 2017, resaltando su rehabilitación flexible, funcional y confortable. Finalmente, acaba de recibir el premio Asprima-SIMA 2018 a la Mejor Actuación Inmobiliaria No Residencial.