29 de diciembre de 2018.- La SOCIMI Árima, que cotiza en el mercado continuo desde el pasado 23 de octubre, ha formalizado en operaciones fuera de mercado (“off-market”), adquisiciones y compromisos de inversión de cuatro activos inmobiliarios por un importe global de 110 millones de euros. Así, en apenas dos meses desde su salida a Bolsa, el equipo gestor de la SOCIMI, liderado por Luis López de Herrera-Oria, invierte la totalidad de los fondos aportados por los accionistas. Con estas operaciones, la compañía comienza su andadura con una cartera de oficinas en renta que suman en su conjunto 26.724 m2 de superficie bruta alquilable y más de 460 plazas de aparcamiento en las zonas más consolidadas de la capital.

Infografía del anteproyecto Árima Paseo de la Habana (Fenwick Iribarren Architects).

Infografía del anteproyecto Árima Paseo de la Habana (Fenwick Iribarren Architects).

En pleno distrito de negocios del centro de Madrid, Árima ha formalizado la adquisición de dos activos inmobiliarios de oficinas por un importe de 31 millones de euros, ubicados en la calle María de Molina de Madrid, esquina con la calle Príncipe de Vergara, y en la confluencia de Paseo de la Habana y Avenida de Alfonso XIII, respectivamente. De este último, la compañía tiene ya en proceso avanzado el anteproyecto de rehabilitación integral –Árima Paseo de La Habana– para convertir el inmueble, con una inversión de 4,8 millones de euros, en un edificio de Clase A con certificación LEED. Las obras están previstas que comiencen en el año 2020, ya que se trata de una operación concertada de compra y arrendamiento.

Asimismo, Árima ha firmado un compromiso de adquisición, que prevé concluir en enero de 2019, de dos edificios de oficinas por un importe agregado de 63 millones de euros. Los edificios de oficinas están situados en las zonas de negocios más consolidadas del noreste de Madrid, y cuentan con una superficie bruta alquilable (SBA) conjunta de 20.200 m2 y 395 plazas de aparcamiento. La compañía prevé 11,9 millones de euros de inversión adicional en proyectos de reposicionamiento.

Según Luis Alfonso López de Herrera-Oria, consejero delegado de Árima, “con la compra de estos activos, Árima se reafirma en el plan de negocio presentado en su salida a Bolsa y en las buenas oportunidades de inversión que el mercado inmobiliario español ofrece”.

Árima ha contado para estas operaciones con EY Abogados como asesor legal, PwC para la due diligence técnica, y CBRE como asesor global.