La inversión en oficinas alcanzará a finales de año 1.300 millones de euros y, en logística, 500

Barcelona

21 de noviembre de 2019.- El mercado inmobiliario de Cataluña continúa como uno de los más dinámicos de España, prueba de ello es que este año terminará con una inversión de más de 2.000 millones de euros. Así lo aseguran las cifras de inversión de las consultoras inmobiliarias agrupadas en la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI).

Estas cifras reflejan que Cataluña ha consolidado su perfil como destino de inversión de primer nivel entre las principales ciudades europeas.

Cabe destacar, la fortaleza del sector de oficinas en el mercado catalán, este tipo de activos es uno de los que más interés despierta entre los inversores, muchos de ellos internacionales. Las previsiones apuntan a que el volumen de compras se situará en los 1.300 millones de euros a cierre de año, una cifra que supera la inversión realizada durante 2018.

ACI incide en que el dinamismo que proyectan estas cifras de inversión, junto a otros indicadores como el incremento de las rentas, refleja la capacidad de Cataluña como polo de atracción para actividades comerciales y empresariales, es el caso de Criteo, Oracle o Facebook que han apostado por establecer centros de trabajo en Barcelona.

Respecto al sector logístico, se estima que la inversión en este tipo de activos superará los 500 millones de euros al final de 2019. De esta forma, el mercado logístico catalán continuará entre los más activos del país en el medio plazo.

En referencia al residencial, aunque las cifras muestran una estabilización en las compras, la inversión para comercializar viviendas en alquiler va en aumento y se prevé que a medio plazo salgan adelante más proyectos de inmuebles para arrendar.

Y en cuanto al retail, Barcelona continúa entre las 30 ciudades del mundo más atractivas para invertir en estos activos.

No obstante, aunque las perspectivas que manejan los expertos para la inversión en el mercado inmobiliario catalán son positivas, las consultoras asociadas a ACI consideran imprescindible garantizar la seguridad jurídica. Se trata de un elemento clave para los inversores, por lo que “ofrecer un marco jurídico estable que permita desarrollar proyectos de forma segura y eficiente es indispensable”.