8 de febrero de 2011.-Las previsiones de evolución de la actividad constructora en Colombia auguran un comportamiento expansivo a corto plazo, en un contexto de aceleración del crecimiento económico y notable potencial de desarrollo de los mercados de obra civil y edificación residencial, según el Informe Especial de DBK: “Construcción en Colombia” . El crecimiento del negocio ha impulsado la entrada al sector de nuevos operadores, superándose las 15.000 empresas en 2009, frente a las 13.700 del año anterior.

Evolución del mercado

La actividad constructora en Colombia ha experimentado durante la última década una fuerte expansión, impulsada por el crecimiento económico, la importante inversión pública en infraestructuras y vivienda y el descenso de los tipos de interés. Así, entre 2000 y 2010 la producción contabilizó una variación media anual del 17% en términos nominales, hasta alcanzar los 41,27 billones de pesos (alrededor de 16.000 millones de euros).

No obstante, en 2010 se observó una notable desaceleración en el ritmo de crecimiento, como consecuencia del recorte presupuestario del sector público y la paralización de obras motivada por las intensas lluvias caídas en el país durante el segundo semestre del año.

Por segmentos, el peor comportamiento en el pasado ejercicio correspondió a la edificación, cuya producción permaneció estancada, representando el 52% del valor total. El segmento de obra civil, por su parte, registró un crecimiento del 2,2% en términos nominales, generando el 48% restante.

El informe de DBK señala que la expansión del sector ha tenido su reflejo en un rápido ritmo de creación de empresas constructoras, de modo que de las 9.800 compañías registradas en 2004 se pasó a 13.700 en 2008 y 15.150 en 2009.

Más del 45% del tejido empresarial se concentra en los departamentos de Bogotá y Antioquia, los dos con mayor población y actividad industrial y comercial del país.

Las cinco primeras constructoras en términos de facturación en el mercado colombiano reunieron de forma conjunta el 5,5% del valor total de la producción en 2009, elevándose dicho porcentaje hasta el 8,5% al considerar el grupo de las diez primeras.

El grado de concentración de la oferta se acentuará previsiblemente en los próximos años, ya que las inversiones en infraestructuras públicas previstas hacen necesario un aumento de la capacidad financiera de las empresas para acometer obras de gran envergadura, lo que se está manifestando en un aumento de las alianzas corporativas.

Previsiones

Tras el débil crecimiento registrado en 2010, la producción recuperará previsiblemente en 2011 el tono dinámico que había caracterizado su evolución en años anteriores, estimándose un crecimiento en términos nominales en torno al 15%, tendencia que se mantendrá en 2012.

En el mercado de edificación, el segmento residencial ofrece las mejores perspectivas, existiendo factores impulsores a corto plazo, como la reducción de la carga financiera de los hogares y la política pública de subsidios, que se añaden al déficit de viviendas que se registra en el país y la tendencia de incremento en el número de hogares.

La actividad de obra civil, por su parte, se verá impulsada por los planes públicos de compensación de los daños ocasionados por las lluvias en la red vial, así como por los proyectos de construcción de nuevas infraestructuras de transporte, que tendrán un efecto dinamizador del sector, sobre todo en los principales centros económicos del país: Bogotá, Cali y Medellín.

Si esta información te ha parecido interesante, ahora puedes compartirla:

Puede hacer un comentario, o un trackback desde su propio site.

Denos su opinión





 Powered by Max Banner Ads 

  •  Powered by Max Banner Ads 
  • Recent Comments

    Observatorio Inmobiliario y de la Construcción es la revista de referencia para la gestión empresarial en el sector.

    Datos de contacto:
    Avda. de Niza 67. Portal 5 , 3º B
    28022 Madrid clientes@observatorioinmobiliario.es